El ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, consideró este domingo que la suba de la tarifa es irreversible, aunque reconoció que el "servicio tiene que mejorar".
"En cualquier ciudad del mundo cada pasaje de subterráneo vale alrededor de un dólar como mínimo. Sabemos que nuestro servicio tiene que mejorar, pero también sabemos que se ha avanzado muchísimo", justificó el ministro macrista.

Además, Dietrich resaltó que el Gobierno porteño "sigue subsidiando el 50 por ciento de cada pasaje" y que "desde que la ciudad se hizo cargo del subte hay unos 250.000 viajes más por día".

Embed
"Se iba a aumentar hace unos meses al mismo tiempo que los colectivos, pero no se hizo porque la medida estaba trabada por la Justicia. De todos modos iba a salir, era inevitable", apuntó.

El fallo de la sala III de la Cámara en lo Contencioso Administrativo decidió por voto dividido hacer lugar al recurso de apelación del gobierno porteño y dejar vigente la tarifa que se había resuelto en la audiencia pública del 15 y del 27 de junio, que era de 7,50 pesos, y comenzaría a operar a partir del martes.