El equipo argentino de Copa Davis afrontó este domingo su primera jornada en doble turno en Zagreb, ciudad donde se jugará la final que comenzará el viernes que viene, con la sorpresa de una cancha más lenta de lo imaginado.
"La cancha está muy lenta y eso nos favorece", describió el bahiense Guido Pella, a cinco días del comienzo de la serie decisiva ante Croacia.

Los equipos trabajaron en el National Tennis Center, de propiedad de la federación croata y este lunes será en el Zagreb Arena, sede del match final y con capacidad para 15 mil espectadores.

Embed
"Que sea una cancha lenta nos da la posibilidad de trabajar más tranquilo", sostuvo Pella al describir por TyC Sports sus sensaciones sobre la superficie.

Pella se sorprendió por la lentitud de la cancha y comparó esta situación con la que tuvieron que afrontar en una de las series de este 2016. "En Polonia nos hicieron jugar en una de hielo", recordó para destacar luego que los tenistas argentinos "se acostumbran a todo".

Embed
Fue el primer día de trabajo en doble turno bajo las ordenes del capitán Daniel Orsanic, que deberá definir en estos días quién será el segundo singlista, ya que Juan Martín Del Potro irá como primera raqueta, con lo cual enfrentará el viernes a Ivo Karlovic.