El proyecto del Poder Ejecutivo ingresó este martes por la noche a la Cámara de Diputados y prevé una suba de apenas el 15% en el mínimo no imponible. Además, acota las deducciones que podrán hacerse por hijos. Se tratará el próximo jueves en sesión especial.
Si se aprueban los cambios, tributarán Ganancias quienes ganen desde $21.712 netos por mes, en los casos de trabajadores solteros sin hijos, y $29.325 en el de los casados con dos hijos. Pero los asalariados alcanzados por el impuesto no podrán deducir a sus cónyuges ni tampoco a sus padres y abuelos. Los hijos, a su vez, podrán deducirse hasta los 18 años y no hasta los 24 como ocurre ahora.
La iniciativa modifica uno de los puntos más controversiales del impuesto, ya que retoca las escalas y las alícuotas, algo que no sucedía desde 1999. En el caso de las alícuotas, partirán del 2% (y no del 5% como hasta ahora) y mantendrán un máximo del 35% para los sueldos más altos.
Más allá de lo bajo del porcentaje de suba del mínimo no imponible, el otro aspecto más polémico, que genera resistencia entre los bloques opositores, es que acotará las deducciones que podrán hacerse por hijos, ya que sólo podrán computarse descuentos hasta los 18 años y ya no hasta los 24 años como establece la legislación vigente, supo la agencia NA de fuentes parlamentarias del oficialismo.