Un ladrón que quedó registrado por las cámaras de seguridad y luego fue escrachado por Facebook negoció devolver las cosas para evitar que las imágenes se viralicen.
El hecho ocurrió el lunes en Cinco Saltos (Río Negro), y el delincuente no tuvo la cara de encontrarse con su víctima y mandó a su hermana para hacer la entrega. "Gracias por ser buena onda, yo soy una cagada", le escribió el ladrón por mensaje.

El hecho ocurrió por la mañana en una casa ubicada en Saavedra y Brown, en Cinco Saltos, y todo quedó grabado por las cámaras.

Embed
El dueño de la casa contó al diario LM Cipolletti que al entrar se dio cuenta que faltaban pertenencias. "Me faltaba un par de zapatillas y unas remeras. Miré el registro de las cámaras de seguridad y vi como un tipo saltó a mi casa y se las llevó", relató el joven.

Indignado, el propietario denunció la situación a través de la red social y difundió el video. De inmediato los vecinos de la ciudad comenzaron a compartir la publicación y hasta identificaron al ladrón, de 22 años.

ladrón arrepentido.jpeg
Como si fuera poco, el propio delincuente comenzó a responderles uno por uno a todos los usuarios que comentaban el hecho.

ladrón arrepentido 1.jpeg
El delincuente negoció con la víctima devolverle las cosas para que borren las imágenes. "Dijo que iba a mandar a su hermana a dejar las cosas porque tenía miedo de que sea una cama. A las 22 llegó la hermana, me pidió disculpas, me devolvió las cosas y me dijo que están cansados de las actitudes", expresó Marcos.

Tras cumplir con el acuerdo, la víctima dio de baja las imágenes y publicó: "Aprendí que las personas nos se corrigen tras las rejas, solo crean resentimiento social y se perfeccionan respecto a sus errores y experiencias de otros. El cambio sale desde uno mismo en las situaciones en que la vida te hace un click. Estoy seguro que no cambié a nadie, pero sí de que le di una oportunidad más".