Se trata de Luis Esteban Weiman, el vigilador privado detenido por el ataque a tiros contra cuatro amigas adolescentes que regresaban de bailar en el partido bonaerense de Florencio Varela,
Luis Esteban Weiman, el vigilador privado detenido por el ataque a tiros contra cuatro amigas adolescentes que regresaban de bailar en el partido bonaerense de Florencio Varela, dos de las cuales murieron, se negó este lunes por la tarde a declarar ante el fiscal de la causa en la Fiscalía de ese partido, donde se produjeron incidentes y se detuvo al menos dos personas que arrojaron piedras y patearon las puertas de la sede judicial.

Las mismas fuentes confirmaron que el fiscal Bustos Rivas amplió la investigación ante la posible participación de otra persona en el ataque a las adolescentes, tras conocerse imágenes de video donde se ve a un joven corriendo instantes después de haberse perpetrado el tiroteo. Weiman continuará detenido.

Los investigadores intentaban establecer si la persona que aparece en el video es "un cómplice" del atacante, tomando en cuenta que tres testigos declararon que había otro hombre en el lugar cuando el acusado disparó contra las adolescentes.
Fuentes judiciales puntualizaron que el hombre que aparece en el video tiene entre 30 y 35 años, es de tez trigueña y usaba una gorra en el momento en que huyó de la zona donde fue perpetrado el ataque.
Adrián Sabaris, abogado de la familia de una de las adolescentes asesinadas, informó que la detención de Weiman se logró gracias a la denuncia de un tío de la víctima, que lo acusó de "acosarla desde hace tiempo".
El fiscal Hernán Bustos Rivas dispuso entonces un allanamiento en la casa de Weiman, ubicada en Pringles al 700, de Florencio Varela, donde se secuestró una pistola calibre 9 milímetros, informaron las fuentes.
Hoy, cuando Weiman declaraba ante el fiscal, un grupo de personas arrojó piedras y pateó las puertas de la sede judicial.
Los manifestantes gritaban "íasesino, morite!", mientras golpeaban la entrada a la fiscalía, por lo que al menos dos personas fueron detenidas por la policía.
"La familia no tiene absolutamente nada que ver con estos actos de violencia", dijo a la prensa la abogada de las víctimas, María Florencia Casamiquela.
Las dos adolescentes sobrevivientes, de 15 y 16 años, continuaban hoy internadas en los hospitales Mi Pueblo y El Cruce, ambos de Florencio Varela.
"Está estable, sigue luchando por seguir viviendo. Recibió tres balazos: uno en el cuello, otro en el estómago y el restante abajo de la costilla, que tocó el intestino", dijo Nancy Saravia Roldán, madre de la adolescente de 15 años herida.
"Lo único que queremos es justicia. No queremos que quede así nomás. Está muy grave, empeoraron sus pulmones. No podemos hablarle ni tocarla", sostuvo la mujer en la puerta del hospital Mi Pueblo.
En declaraciones a radio Belgrano, confirmó que era la primera vez que su hija salía con Sabrina Barrientos, de 15 años, y Denise Juárez, de 17, las dos adolescentes asesinadas en el ataque, y que era amiga de la otra joven que continúa hospitalizada.
En este sentido, el hospital El Cruce difundió hoy un parte médico en el que precisó que la paciente de 16 años seguía "en la Unidad de Terapia Intensiva de Adultos", tras haber recibido "tres impactos de bala -uno en el hombro, otro en el tórax y en la cabeza con orificio de entrada y salida".
"Una vez ingresada al hospital fue intervenida quirúrgicamente por el equipo de neurocirujanos. Luego pasó a la Unidad de Terapia Intensiva de Adultos a cursar el post operatorio. El estado de la paciente es estable", agregó.
El ataque fue perpetrado el sábado cuando un hombre disparó contra un grupo de adolescentes a la salida del boliche Santa Diabla, en Florencio Varela.
Barrientos y Juárez murieron en el acto, mientras que otras dos adolescentes fueron trasladas a hospitales locales en estado grave.