Pep Guardiola explicó por qué cortó en lugares de la concentración el acceso al WiFi a los jugadores del Manchester City.
"Hay lugares que no me gustan", explicó Pep Guardiola sobre la prohibición del uso del WiFi en determinados sectores del lugar donde concentran los jugadores del Manchester City.

"Sé que la generación de hoy es completamente diferente a la mía y que el móvil y el ordenador son parte de sus vidas, pero no me gusta que el fisio esté trabajando y el jugador enviando mensajes de texto", argumentó Guardiola.

En ese sentido, el entrenador del Manchester City dijo que sus dirigidos están 3, 4 horas en el entrenamiento, por lo que hay 10, 12 horas para responder los mensajes.

"Es por respeto al personal, ellos viven para los jugadores, por eso deben respetarlos esos 25 minutos"
, declaró Guardiola.