Puede que la Guinness sea sinónimo del festejo del santo patrono de Irlanda pero hay opciones argentinas excelentes para quienes no la encuentren o no gusten de las stout.
Cada 17 de marzo afloran los antepasados irlandeses, las anécdotas de viajes y la predilección por el verde brillante gracias a San Patricio, la celebración del santo patrono de Irlanda que se vive con más intensidad en el mundo que en la Isla Esmeralda.

Mientras unos pocos disfrutan de los shows de música y baile tradicionales (y quizás se le animan a la gastronomía irlandesa a pesar de la temperatura), el resto dedica la tarde y noche a brindar, en especial con Guinness, la cerveza irlandesa más popular a nivel global.

Embed
Pero para todos los que no encuentren Guinness en el supermercado ni vayan a pasar por el pub después del trabajo existen cervezas negras de producción argentina que le pelean el podio a la etiqueta irlandesa este San Patricio.

Embed
Las morochas no son todas iguales, como explica Gerardo Raiden, co fundador del sitio cervecero Bierful: una brown ale (inglesa de fermentación alta) se decanta hacia el sabor dulce mientras que una imperial stout es puro amargor aunque compartan el uso de cebada o malta tostada que les da su color oscuro.

Las cervezas estilo porter y stout son ales mientras que la bock es una lager, que es la morocha de estilo alemán. Los típicos maridajes de estas cervezas son las carnes asadas y ahumadas, las salchichas y chorizos y postres a base de chocolate.

Cervezas-portada.jpg
Pero si la tentación de tener un porrón - o un botellón- de cerveza negra artesanal no es suficiente para quedarse en casa, hay varios bares y pubs con eventos propios y no hace falta ir hasta Retiro. Por ejemplo, W Bar de Palermo tiene su festival este viernes a partir de las 18.30 con aportes de Barba Roja, Búlgara, September, Aldea, Gante, Lord Beer y Kuruf.

En cambio, para todos los que prefieran la otra bebida nacional irlandesa, el whisky Jameson también tendrá su festejo del santo patrono este viernes a las 19 en el Hipódromo de Palermo con su "Viví Dublín" con el lema "Sine Metu", o sea, "Vivir sin miedo".