Monreal cometió una clara mano sobre el final del encuentro entre el City y Arsenal que el árbitro no cobró. Tras el final, el Kun Agüero logró que el defensor confesara la infracción.