Carina Di Marco fue procesada acusada de ser "partícipe necesaria" de los abusos sexuales que sufría su hija, de 12 años, y desde entonces está aislada en la Cárcel de Mujer "es de San Luis, con asistencia médica y psicológica.

Las pericias a las que fue sometida Carina Di Marco arrojaron que la mujer presenta una "importante introversión, que le hacen permanecer particularmente fría y distante de lo acontecido, a la vista de otros".
Embed
Para las psicólogas que la evaluaron, según publicó el portal El Chorrillero, la mujer estaba "orientada en tiempo y espacio" aunque destacaron "una marcada disociación emocional, lo que se presenta como una importante carencia de resonancia afectiva".
Embed
También agregaron que Di Marco prioriza "el discurso de la pareja, minimizando, naturalizando e invisibilizando situaciones de violencia psicológica, física y emocional, que no le permitían atender otros indicadores que manifestaba por ejemplo Florencia. La familia posiblemente dejó de ser para la nena un lugar de protección y seguridad".