La policía buscaba a Felipe Romero, un chico de 10 años y al DT de fútbol infantil Fernando Sierra, que se lo había llevado del colegio sin permiso de la madre. Ambos fueron encontrados con un tiro en la sien y hay pericias que apuntan a una trama muy oscura.

Felipe Romero era una chico de 10 años que había sido retirado de la escuela por el DT de fútbol infantil Fernando Sierra el jueves, y se les perdió el rastro hasta que los hallaron muertos en la mañana del sábado en el departamento de Lavalleja, Uruguay. Cada uno tenía un tiro en la sien y la autopsia determinó que el menor sufrió abuso sexual.

"Lo que podemos decir es que las dos personas fallecieron cada uno a causa de un disparo de arma de fuego a nivel de sus respectivas sienes", informó la jueza del caso, Adriana Morosini. "Todo nos hace suponer al día de hoy que Fernando mató a Felipe y posteriormente se quitó la vida", agregó.

Embed
Según informó la magistrada, la próxima semana serán citadas a declarar la mamá de Romero, Alexandra Pérez, la maestra del menor y la directora de la escuela N° 2 de Maldonado. Pero también podría ser llamada la psicóloga del chico que, según informó Morosini, "entregó un informe a la madre que parecería ser lo que llevó a que todo esto se produjese".

En conferencia de prensa brindada este sábado, el jefe de Policía de Maldonado, Erode Ruíz, declaró este sábado el Sierra era "una persona que psíquicamente no estaba bien".

El hombre no tenía antecedentes penales y se presentó en la escuela donde lo reconocieron las maestras y dijo que tenía el permiso de la mamá del chico para retirarlo antes de que terminara el horario escolar. Según el jefe de Policía Ruíz, Sierra era una "figura paterna" para Felipe y era normal que lo fuera a buscar.