La Policía bonaerense halló restos humanos en una finca de la localidad de José León Suárez, en el partido de San Martín, que se sospecha podrían pertenecer a Araceli Fulles, desaparecida desde el pasado 1 de abril.
Policía Científica trabajaba para identificar los restos, encontrados en los fondos de la vivienda de la madre de Darío Gastón Badaracco, de 29 años, el principal sospechoso del posible crimen de la joven, ya que fue el último que la vio con vida y hasta habría confesado haber tenido sexo con ella; se encontraba prófugo.

Araceli Fulles - Traslado
Paralelamente, la policía practicó al menos cinco detenciones: las de los hermanos Johnatan y Emanuel Avalos, de 19 y 21 años; de Hugo Martín Cabañas y Santiago Escobedo, acusados de encubrimiento agravado, y a última hora, la de un hombre que sería el dueño del corralón donde trabaja Badaracco, que al igual que éste, tendría antecedentes penales.

Los familiares de Araceli -el padre y sus hermanos- estuvieron en el lugar del hallazgo, ubicado en la calle Alfonsina Storni 4477, de José León Suárez, donde la policía ya había realizado un allanamiento los días posteriores a la desaparición de Fulles, sin resultados.

Embed
La utilización de perros rastreadores habría arrojado mejores resultados, ya que según trascendió, por lo menos un miembro inferior de un cuerpo femenino habría aparecido enterrado entre escombros y cal, y cubierto por una capa presuntamente fresca o reciente de cemento.

Fulles desapareció el 1 de abril de su vivienda del partido bonaerense de San Martín y, desde ese día, familiares y amigos emprendieron una campaña en redes sociales y medios de comunicación para dar con su paradero.