Darío Gastón Badaracco está prófugo desde que la Policía allanó la vivienda de su madre por la noche en José León Suárez donde finalmente apareció el cuerpo de Araceli Fulles.
El hombre de 29 años es intensamente buscado por los efectivos policiales tras haber declarado tres veces en la causa por la desaparición de Araceli Fulles quien fue intensamente buscada durante 25 días hasta este jueves por la noche cuando encontraron su cuerpo enterrado en la casa de la mamá del principal acusado.
Embed
Baradacco habló ante la Justicia, en calidad de testigo, en tres ocasiones. En la última declaración, la que impulsó el allanamiento ese mismo día, el hombre de 29 años dijo haber tenido relaciones sexuales "consentidas" con Araceli en el camión que utilizaba para hacer repartos. Cuando revisaron el rodado, encontraron pelos de la joven desaparecida.
Por orden de la fiscal de la causa, Graciela López Pereyra, el jueves por la noche la policía bonaerense irrumpió con un equipo de perros en la vivienda de la mamá de Badaracco en José León Suárez. La vivienda ya había sido allanada anteriormente sin resultados, por lo que los investigadores creen que Araceli fue asesinada el mismo día de su desaparición y que su cuerpo fue depositado en el lugar en las últimas horas.
Además de Badaracco, hay otras seis personas detenidas que están vinculadas al prófugo.
Embed
Se trata de Jonathan Rubén Avalos, de 29 años, su hermano Emanuel, de 25 años y Marcos Antonio Ibarra, de 32 años de la misma localidad y Carlos Damián Cassalz.

Estas personas fueron mencionadas por Baradacco en su declaración cuando contó que estuvo con Araceli la última noche que la vieron con vida.

Cassalz tiene antecedentes por dos secuestros extorsivos, uno de ellos al hermano del jugador Juan Román Riquelme. Badaracco ya había sido arrestado por robo agravado por uso de armas y tenía causas por drogas.

La DDI de San Martín también aprehendió a otros dos compañeros de trabajo de Badaracco por encubrimiento, Hugo Martín Cabanas y Marcelo Ezequiel Escobedo.
Con la aparición del cuerpo de la joven de 21 años, se cambió la caratula del caso a homicidio agravado.