Aún no hay datos del paradero de la chica, que fue vista por última vez hace nueve días. La Justicia sospecha que fue víctima de un crimen o de trata de personas. El principal sospechoso fue imputado.
El misterio sigue rondando en torno a la desaparición de Daiana Garnica, la joven de 17 años de la que no se sabe nada desde el sábado 6 de mayo.

Por la la causa, ya son diez los detenidos y serán indagados, y podrían llegar a 12, si se entregan dos personas que tienen pedido de detención.

Por su parte el personal de la División Homicidios continúa realizando allanamientos y medidas para tratar de dar con algún rastro de la joven .

Daiana Garnica desaparecida
Daiana Garnica
Daiana Garnica
Hasta ahora el principal sospechoso es Darío Suárez, quien fue imputado por el delito de privación ilegítima de la libertad y homicidio de Garnica.
Precisamente, los investigadores determinaron que este muchacho fue la última persona en intercambiar mensajes de texto con su teléfono celular antes de su desaparición.

Si bien no se descartan otras hipótesis, entre ellas que la joven haya sido víctima de una red de trata de personas o que haya huido de su hogar, los investigadores se inclinan por el crimen y estiman que Suárez fue el autor material.

Además, consideran que el sospechoso del crimen contó con la complicidad de un compañero de trabajo, apodado "Sapo" y del jefe de ambos.

Las sospechas del fiscal Bonari respecto del detenido son compartidas por los padres de Daiana, quienes aseguran que es el culpable de su desaparición.

Embed
Su padre, Ramón Garnica, dijo en una entrevista para C5N, que no duda que Suarez tenga que ver y que desconfía de la justicia. "Mi hija le dijo a la medre que iba con él, se fueron y mi hija desapareció y volvió solo él". Y agregó: "No tengo ninguna respuesta, puse las cosas en las manos de la justicia porque pensé que iban hacer la solución, nosotros estamos destrozados, estamos desesperados. Deje de creer en la justicia y por eso busco la ayuda de los medios", aseguró el hombre.
En cuanto a Pacheco, hay algunos elementos que lo incriminarían, como rastros de sangre en sus uñas, los cuales han sido sometidos a estudios para determinar si son de Daiana.

Otras cinco personas vinculadas al joven sospechoso permanecen detenidas: su mujer Yanina Alejandra Villareal; su cuñada Elena Villarreal; su suegra, Juana Rosa Funes; su prima Mavi Castro, y Carmen Santana, otra presunta pareja del principal sospechoso.

A las cinco mujeres se las acusa de encubrimiento ya que, según trascendió, cayeron en contradicciones en sus declaraciones cuando fueron interrogadas por el fiscal.

Por ahora la Justicia ordenó a los efectivos de la Regional Este un nuevo rastrillaje en un cortadero de ladrillos donde trabaja Suárez, como así también un peritaje de los celulares de todos los supuestos implicados.