Ezequiel Dos Santos, volante del equipo de Primera C que eliminó a los de Sarandí en Caseros de la Copa Argentina, sabía que errando su penal su equipo quedaba afuera en la definición. Pero definió como los que saben y dejó en ridículo al experimentado arquero Fernando Pellegrino.