El arquero Wilfredo Caballero, uno de los nombres que surgió para convertirse en refuerzo de Boca para la próxima temporada, continuará su carrera en el Chelsea inglés.
El futbolista de 35 años acordó su llegada al conjunto que dirige el italiano Antonio Conte y así sepultó las esperanzas de los hinchas xeneizes.

No obstante, desde su entorno indicaron que su futuro ya está definido, pero evitaron hacerlo público ya que su vínculo con el Manchester City se termina el 30 de junio.

Caballero surgió de divisiones inferiores de Boca, pasó por el Elche de Italia, Arsenal de Sarandí, Málaga de España y el City.

Embed
Con el pase en su poder, la intención del arquero era continuar en Europa siempre y cuando fuera en un club que peleara por objetivos importantes, como lo es el Chelsea.