*

- 23 de septiembre de 2012 - 13:26

Crece la tendencia de congelar óvulos para atrasar la maternidad

Según los especialistas en salud reproductiva, cada vez mújeres consultan a los especialistas por esta práctica.
Los especialistas en salud reproductiva destacan que cada vez más mujeres deciden congelar sus óvulos para postergar su maternidad por distintas causas que van desde atravesar una enfermedad hasta el deseo de realizarse en el campo profesional.

La postergación de la maternidad y la congelación de óvulos será uno de los temas que se abordará a partir del lunes próximo, en el simposio internacional "La reproducción asistida al servicio de la comunidad", que se realizará en la ciudad de Buenos Aires.

Carlos Quintans, especialista del Instituto Médico Halitus, reconoció que "postergar la maternidad es un fenómeno que se está dando cada vez más en todo el mundo por distintos motivos".

"En la actualidad la adolescencia se prolongó mucho más tiempo y la mujer cambió su forma de vida, privilegiando otros aspectos antes que la maternidad, como el realizarse en el campo profesional o simplemente porque quiere ser madre cerca de los 40 años o más", sostuvo el médico.

En ese sentido, destacó que en materia de técnicas de fertilización asistida "el congelamiento de los óvulos es una de las opciones a la que recurren muchas de estas mujeres, para poder usarlos en el futuro cuando deciden encarar su maternidad".

No obstante, aclaró que "hay un límite de edad para utilizar los óvulos, y pasados los 40 años se debe hacer una evaluación desde el punto de vista físico y psicológico de la mujer que va a usarlos" en un tratamiento de fertilización asistida.

Quintans indicó que "a partir de los 30 años comienza a disminuir la capacidad del ovario para fabricar ovocitos en número y cantidad, por eso se recurre a congelar los óvulos para poder usarlos después, la mayoría de las veces entre los 37 y 45 años".

Por su parte, Silvia Jadul, miembro de la Asociación Psicoanalítica Argentina (APA) y coordinadora del Capítulo de Psicología de la Sociedad Argentina de Medicina Reproductiva, sostuvo que "el origen de la criopreservación de óvulos tiene que ver con pacientes sometidos a tratamientos hematooncológicos".

"Es decir, la mayoría son mujeres que después de un tratamiento oncológico, el cual afecta su capacidad reproductiva deciden ser madres", explicó.

Sin embargo, la psicoanalista reconoció que "hay casos, en menor medida, que se congelan los óvulos por el simple deseo de la mujer de postergar la maternidad".

Jadul consideró que en ambas situaciones "el acompañamiento psicológico es fundamental, porque desde el punto de vista en que la mujer criopreserva sus óvulos por estar atravesando una enfermedad oncológica, hay que trabajar sobre la superación de esa etapa y la continuidad de la vida".

En tanto, cuando deciden postergar la maternidad por un deseo personal y encararla a una edad que puede superar los 40 años "se brinda un espacio psicológico para abordar el por qué y acompañar en la decisión".

Respecto a los cuestionamientos a la maternidad tardía, consideró que "cada persona elige lo que puede y también hay una cuestión de madurez que lleva en cada etapa de la vida a tomar decisiones de trascendencia".

Otras Relaciones

Lo que más te interesa

 
Comentar esta nota