*

- 08 de marzo de 2013 - 00:12

Nacional le dio un golpe más a un Boca que no levanta

El equipo uruguayo ganó 1 a 0 en La Bombonera y le propinó al Xeneize la segunda derrota como local en el certamen. Riquelme fue titular pero no pudo desequilibrar.

Nacional de Montevideo dio el gran golpe y derrotó 1 a 0 a Boca en La Bombonera, que de esta forma sumó su segunda derrota como local en la Copa Libertadores de América y complica su panorama en el Grupo 1. Diego Scotti, de cabeza, anotó el tanto del equipo uruguayo.

      Embed

Con el antecedente de la sorpresiva caída ante Toluca como local en el debut en el certamen, pero habiéndose traído un triunfo de su excursión a Guayaquil, el equipo de Carlos Bianchi llegaba a este encuentro con la necesidad imperiosa de ganar para ahuyentar los fantasmas y terminar de ubicarse en la zona.

Sin embargo, desde el comienzo, el duro equipo de Nacional le planteó un partido trabado, luchado y sin demasiado espacios, sobre todo con la intención de que Juan Román Riquelme, que volvía a jugar la Copa tras su renuncia en julio del año pasado, no pueda sentirse cómodo.

Y los uruguayos hicieron a la perfección esa labor en todo el primer tiempo. Con Riquelme tapado e incómodo, Juan Manuel Martínez fue el más incisivo y penetrante del equipo local, y hasta tuvo la chance de convertir un golazo luego de una gran jugada personal, pero el arquero Jorge Bava le negó esa chance con una perfecta intervención.

Pese a que Boca tenía la pelota, los caminos se le cerraban y Nacional, en la primera chance que tuvo, no perdonó. Un tiro de esquina desde la izquierda encontró a un libre Scotti, que con un potente cabezazo anotó el 1 a 0 y enmudeció a La Bombonera.

Inmediatamente, el local tuvo una doble chance inmejorable para poner las cosas nuevamente en pardas. Riquelme envió un preciso centro que cabeceó Claudio Pérez, pero el arquero Bava se esforzó para sacar el balón al tiro de esquina. 

De esa misma jugada surgió una nueva oportunidad, cuando Martínez desbordó por la derecha y envió un centro bajo que encontró a Ribair Rodríguez que, sorpresivamente y con todo el arco a su disposición, remató al bulto y el balón terminó rebotando en el defensor Efraín Cortés.  

Los murmullos comenzaba a surgir en una Bombonera que ardía. Ya en el segundo tiempo, otro centro de Riquelme y otro cabezazo de Pérez que esta vez se fue por arriba del travesaño. Lentamente, Boca llevó a Nacional a defenderse cada vez más cerca de su propio arco.  

Sin embargo, los minutos que quedaron mostraron una de las peores versiones del Xeneize. Muchos nervios, imprecisiones y una preocupante carencia de ideas hicieron que el ordenado conjunto uruguayo no pase mayores sobresaltos para cuidar el 1 a 0. Casi sin atacar, bien replegado cerca de su arco, el conjunto uruguayo defendió a capa y espada lo que terminaría siendo un valiosísimo triunfo.

Incluso, ni la (exagerada) expulsión deld efensor Alejandro Lembo le permitó a Boca imponerse para llegar al empate. Apenas una patriada de Cristian Erbes (el mejor del local) que no pudo definir con claridad y poco, muy poco más.

Con Bianchi. Con Riquelme. Sin ideas. Sin resultados. Y con cada vez menos margen de error. Así está Boca hoy. La próxima fecha deberá viajar a Uruguay para recuperar estos tres puntos que perdió y mantener así su chance de, por lo menos, clasificar a octavos de final. Después, otra será la historia.

 Embed

Otras Relaciones

Video Relacionado

Lo que más te interesa

 
Comentar esta nota