La chica cuenta cómo la Guardia Costera rusa detuvo, un día antes que a ella, con armas y cuchillos, a sus compañeros de Greenpeace. Qué dijo en su último contacto con Buenos Aires.
La ambientalista Camila Speziale tuvo el último contacto con Argentina el miércoles, un día antes de ser apresada por la Guardia Costera rusa en un reclamo contra la explotación petrolera en el Ártico.

Mauro Fernández, coordinador de la Campaña de Clima y Energía de Greenpeace Argentina, contó a minutouno.com que la última comunicación que mantuvieron con Camila, de 21 años, fue a través de mensajes de texto. La joven les relató cómo las autoridades rusas detenían "a punto de pistola" a otros activistas que, a bordo del barco Arctic Sunrise, se disponían a escalar la plataforma petrolera de Gazprom, socia de Shell.

"Me manifestó su preocupación y su desconcierto por la situación, pero me dijo que le daba más fuerzas para seguir", confió Fernández.

El dirigente de Greenpeace informó que la Cancillería argentina "está actuando con mucha velocidad" para rescatar a los activistas.

      greenpeace camila speziale ártico rusia

El jueves, los ambientalistas se manifestaron frente a la embajada rusa en Buenos Aires, donde alguien que se identificó como un "asesor" recibió un petitorio donde exigieron la liberación de los detenidos.

Fernández reveló que, si bien hace varios años que Camila está en Greenpeace, nunca había realizado un viaje "tan lejos" ni había participado de una "actividad de esta magnitud".

Días antes de ser detenida, Camila detalló en primera persona la situación que tuvieron que enfrentar sus compañeros en el Mar de Pechora.

"Fue un momento aterrador para mí. Subí a un gomón en medio de una oscuridad total. Sabía que la Guardia Costera rusa estaba esperando que entráramos en acción, nos seguían de cerca. A la distancia ya podía ver sus cañones de agua gigantes, listos para usar", escribió Camila en el sitio de Greenpeace.

      greenpeace camila speziale ártico rusia

La joven recordó que cuando se aprestaba a escalar la plataforma petrolera, dos barcos "con personas que usaban ropa militar de camuflaje y pasamontañas" se acercaron a ella y sus compañeros. "Se sentía como si estuviera viviendo una película de terror, ya que el barco se estrelló contra nosotros", dijo Camila, estudiante de fotografía.

En ese momento, con dos compañeros en pleno ascenso a la plataforma, la adolescente escuchó un disparo: "Nos gritaban en ruso, así que no podía entender lo que decían, pero nos estaban apuntando con pistolas y cuchillos". Levantaron la mano, como señal de que estaban realizando una protesta pacífica. Otro disparo tuvieron como respuesta. "Nunca me imaginé en toda mi vida que iba a ser amenazada con un arma", expresó Camila.

      greenpeace camila speziale ártico rusia

Los disparos continuaron por media hora más. "Sin decir una palabra se llevaron a mis amigos al barco de la Guardia. Mi corazón se detuvo por ellos", dijo Camila.

A pesar de los disparos y las amenazas, la chica intentó el ascenso al día siguiente. Fue detenida y desde el miércoles se encuentra incomunicada.


Agustín Gutierrez