Brasil 2014: a seis años de la dolorosa final entre Argentina y Alemania

Deportes

Este 13 de julio se cumplen seis años de la consagración de Alemania ante Argentina en el Mundial de Brasil 2014.

Cada mes de julio los fanáticos del fútbol comienzan a recordar el camino de la Selección Argentina en el Mundial de Brasil 2014. Pero después del agónico partido entre Argentina y Holanda, donde el equipo dirigido por Alejandro Sabella obtuvo su pase a la final después de 24 años, nadie quiere volver a ver lo que pasó en ese encuentro disputado entre Alemania y el conjunto argentino.

Estaba todo dado para que la gente que viajó festeje junto a los jugadores y le terminen de arruinar la fiesta al dueño de casa y máximo rival a nivel selección, Brasil, pero lo que ocurrió nadie se lo esperaba. Argentina salió a la cancha con la ilusión de hacer historia y quedar en la memoria de todos los argentinos, pero la suerte no estuvo de su lado esa tarde.

El día de la final, el jugador Rodrigo Palacio ingresó a los 10 minutos del segundo tiempo, pero su chance llegó a los 6 minutos del alargue, cuando Marcos Rojo le puso la pelota en el pecho al delantero que dominó la pelota y ante la salida del arquero Neuer buscó la definición por arriba, pero se fue lejos.

El partido terminó 0-0 y se debía definir en el tiempo suplementario. Iban 96 minutos cuando Mario Götze vence a la defensa argentina y remata cruzado para poner el 1-0 que rompió el corazón de todos los argentinos. Una vez que terminó el encuentro, comenzaron los análisis sobre algunas jugadas en particular, que podrían haber cambiado el destino.

Germany 1 x 0 Argentina ● 2014 World Cup Final Extended Goals & Highlights HD

El final ya lo saben todos, la Selección Argentina se quedó con el segundo puesto e injustamente se ganaron las críticas y comparaciones con aquel equipo que si pudo consagrarse en el Mundial de México 86. Después de obtener ese subcampeonato, vinieron más oportunidades de salir primeros en las diferentes ediciones de la Copa América pero tampoco fue posible.

Esto generó un desgaste entre los jugadores, la prensa y la hinchada, lo que provocó la renuncia de varias figuras. Con el correr del tiempo esa relación se fue recomponiendo poco a poco, y aunque hoy en día no es la mejor, se van puliendo asperezas y los comentarios ya no son tan agresivos.