Las insólitas exigencias de Cristiano Ronaldo con su hijo

Deportes

La figura de la Juventus reconoció que el joven tiene talento pero que "a veces bebe gaseosas y come papas fritas", algo que le molesta.

Todos saben que Cristiano Ronaldo es muy exigente con el cuidado de su físico , ya que lo ayuda a mantener el ritmo de su carrera. Siempre se lo vio dedicándole mucho tiempo al entrenamiento fuera del campo de juego y llevar a cabo una rutina alimenticia muy estricta.

El astro portugués cerró el año siendo galardonado con el premio al jugador del siglo en la gala de los Globe Soccer Awards , que se llevó a cabo en el Armani Hotel, en el rascacielos Burj Khalifa de Dubái. Luego de levantar el trofeo y bajarse del escenario, brindó una entrevista a los medios de comunicación , que cubrieron el evento, y habló de distintos temas.

Uno de ellos fue sobre el talento de su hijo y los primeros pasos en su carrera futbolística. Cristiano Junior tiene apenas 10 años y como todo chico de su edad, quiere compartir ciertas actividades que a su padre parece no agradarle mucho.

"Veremos si mi hijo llega a ser un gran jugador, aún no lo es. A veces bebe refrescos y come papas fritas, él sabe que no me gusta. Le digo que después de la cinta debe descansar en agua fría y no le gusta. Es normal, tiene 10 años", comenzó diciendo Ronaldo.

Luego, agregó: Tiene potencial, es rápido y dribla bien, pero eso no es suficiente, con eso no llega. Es necesario mucho trabajo y dedicación, siempre se lo digo. No le voy a presionar, pero si me preguntan si me gustaría, claro que quiero. Sin embargo, quiero todo lo que sea lo mejor para él, sea futbolista o médico ".