Batalla campal en la Primera Nacional: no cobraron dos penales y terminó todo mal

Deportes

El duelo, que se disputó entre Estudiantes de Casero y Ferro, terminó con un polémico final tras el el enojo de los jugadores con el árbitro.

El partido de la jornada 21 de la Primera Nacional entre Estudiantes de Buenos Aires y Ferro terminó en una feroz pelea: los planteles de ambos equipos se enfrentaron a los puños por dos penales.

El Pincha comenzó ganando gracias al gol del exfutbolista de Boca, Nahuel Zárate. Luego, el equipo de Caballito logró empatar y dar vuelta el resultado por los goles de Jonathan Herrera y Gastón Moreyra. Pero en los últimos minutos hubo dos jugadas que le dieron inicio al enojo de los hinchas del elenco de Caseros.

batalla campal primera nacional

Ferro aguantaba el resultado a su favor, Estudiantes de Caseros iba por la igualdad de manera agónica y el final estaba cada vez más caliente. Se jugaba el tiempo de descuento cuando llegó la jugada que desvirtuó todo. ¿Qué pasó? Pablo Alvarado se tiró a barrer, Tomás Gaitán se tiró y el árbitro José Carreras cobró penal. Sin embargo, el juez retrotrajo -correctamente- su decisión a instancias de Nicolás Rosaminer, el asistente N 1º.

El cambio del fallo hizo que los ánimos se caldearan dentro y fuera de la cancha. Y como si fuera poco, Nahuel Arena tocó la pelota con la mano en la jugada siguiente aunque no hubo penal para el Pincha.

batalla campal primera nacional

Así, una vez consumado el 2-1, los jugadores del local fueron a buscar a la terna y, luego, hubo encontronazos con algunos futbolistas del Verde. Los golpes fueron desde el centro del campo hasta la puerta de los vestuarios.

Embed

Dejá tu comentario