Un arquero de Deportivo Morón es el preferido de Paredes y De Paul

Deportes

Bruno Galván inició su carrera en Boca pero hoy defiende al "Gallo", en la Primera Nacional. También integra el equipo de Leonardo Paredes y Rodrigo De Paul.

Bruno Galván tiene 28 años y a los 11 llegó a Boca, donde solo pudo alcanzar el puesto de tercer arquero del plantel profesional. En 2011 fue parte de la Selección sub 17 que disputó el Sudamericano en Ecuador y el Mundial de la categoría en México.

En 2017 y ante la falta de oportunidades, emigró al fútbol ecuatoriano pero al año siguiente pudo volver, firmando contrato con Deportivo Morón. Luego pasó brevemente por un par de equipos del ascenso y este año volvió al Oeste.

Pero Diego no es noticia, justamente, por su participación en la Primera Nacional sino porque es el elegido por dos astros de la Selección Argentina que prepara para Qatar, cuando durante estas y anteriores vacaciones juegan picados entre amigos.

Es, en concreto, el arquero del equipo de Leandro Paredes y Rodrigo De Paul, para los ‘picaditos’ que organizan cuando no están entrenando formalmente ni disputando partidos oficiales con sus respectivos equipos o con la Selección.

A Leo Paredes lo conozco desde que tenemos diez años, cuando jugábamos en Boca, y formamos una amistad muy linda”, cuenta a A24.com el arquero del Gallito, quien jamás perdió contacto con el mediocampista que hoy milita en la Juventus.

“Leo se fue a jugar a otros países y cada vez que vuelve de vacaciones, me llama porque necesita un arquero y yo, obviamente, le digo que sí”, comenta el guardameta con una sonrisa.

En tanto, “a Rodri (De Paul) lo conocí de enfrentármelo en las inferiores, cuando yo estaba en Boca y él en Racing. Desde que empezamos a compartir el mismo equipo en estos ‘picaditos’, pegamos muy buena onda y él también me llama si necesita un arquero”, detalla Galván.

Además afirma que estos amistosos vacacionales no son tan relajados como podría creerse, dado que los integrantes de la Scaloneta se los toman muy en serio: “Juegan igual que en un partido oficial, no dan por perdida ninguna pelota, van fuerte a todas y, si hay algo que los identifica, es jugar por abajo y rápido”.

“Te das cuenta que juegan a un ritmo diferente al resto y para mí es hermoso poder verlo y disfrutar de ello”, concluye Bruno ‘Araña’ Galván, quien el lunes integrará el plantel moronense para enfrentar a Instituto de Córdoba en el Nuevo Francisco Urbano.

Dejá tu comentario