¿Barovero pudo evitar el gol de tiro libre de Riquelme?

Deportes

La pasividad con la que el arquero Millonario miró el remate del volante mientras se metía en el ángulo hizo que algunos lo critiquen por su posición y pongan en duda su reacción. Mirá los antecedentes que afectaron la decisión del uno.

El empate de Boca en el Superclásico llegó gracias a un golazo de tiro libre por parte de Juan Román Riquelme. El eximio remate del ídolo Xeneize tuvo un espectador de lujo: Marcelo Barovero. El arquero Millonario decidió quedarse cuidando "su palo" y ni siquiera atinó a arrojarse sabiendo que no llegaba a detener la pelota.

Esto hizo que muchos hinchas de River criticaran al arquero por el lugar donde eligió quedarse parado sabiendo la gran capacidad de Riquelme para ejecutar los tiros libres. Pero hay varios antecedentes que pueden dar indicios de porqué Barovero se quedó parado.

      Superclásico Boca River gol Riquelme

Hace apenas algunas fechas en el partido de River ante All Boys, el Millonario sufrió otro tanto de tiro libre, en esa oportunidad en un disparo prácticamente recto al arco Gonzalo Espinoza sacó un potente remate al palo del arquero que superó a Barovero, que en esa oportunidad había decidido ponerse prácticamente detrás de la barrera para intentar contener un remate por encima.

      Embed

El otro antecedente que puede haber jugado en la cabeza del arquero fue la característica de Riquelme y su capacidad para leer los movimientos del arquero. Uno de los últimos goles de tiro libre de Román en La Bombonera y casi de la misma posición se dio ante Newell's por el Torneo Clausura 2012, cuando Peratta se movió hacia el centro y Román colocó la pelota junto a su palo.

      Embed

Otro recordado antecedente se dio en el tanto del enganche en el Monumental en un partido válido por la Copa Libertadores. En aquella oportunidad su víctima fue Bonano, quien esperaba un remate por encima de la barrera, se movió antes de tiempo y la pelota terminó metiéndose en el ángulo de "su palo".

      Embed


Dejá tu comentario