Frena la inflación la preferencia del público por el dinero en efectivo

Economía

Creció 37,2% en el año el circulante en manos del público, fuera de los bancos. Ayuda a que la emisión tenga un impacto moderado en los precios.

Una ampliación de la base monetaria del orden del 36% interanual ha tenido, hasta el momento, un impacto moderado en la dinámica de precios y eso se debe a lo que los expertos financieros definen como un "dique de contención" para la inflación: la mayor cantidad de billetes y monedas en manos del público.

Sin posibilidad de acceso al mercado cambiario, los argentinos aumentaron sus tenencias de efectivo un 37,2% en agosto respecto a un año atrás. Ese mismo mes, el 51% del dinero transaccional era circulante, es decir, se volcaba a operaciones no bancarizadas.

Los billetes y monedas en los bolsillos de las familias superaron en su crecimiento al de las cajas de ahorro y cuenta corriente, que avanzaron 26,8% nominal en el mismo período, informa El Cronista. Las familias decidieron conservar una mayor parte de su flujo de ingresos en pesos en sus casas, en lugar de en el banco.

Por otro lado, los controles destinados a cerrar el mercado cambiario repercuten en una mayor percepción de riesgo por parte de las empresas y familias que viven de la economía informal, empujando fuera del sistema financiero a sus excedentes.

Además, la falta de instrumentos de ahorro e inversión cuya rentabilidad supere a la inflación desincentivan casi cualquier destino bancario para esos pesos atesorados.

El crecimiento del dinero en manos del público supera, incluso, al avance del consumo en un año de crecimiento económico cercano al cero.

"Esos recursos líquidos, dada la alta incertidumbre, no se destinan a generar nuevas transacciones privadas (consumo o inversión). Simplemente, se acumulan", sostuvo un informe de la Consultora Ledesma.

Temas

Dejá tu comentario