El oficialismo presentó en el Congreso un nuevo proyecto de Ley de Biocombustibles

Economía

La iniciativa que ingresó hoy al Congreso mantiene en 12% el corte para el etanol. Prevé además la posibilidad de elevar o reducir el corte mínimo en función del abastecimiento y otros factores.

Legisladores del Frente de Todos presentaron este jueves en el Congreso un nuevo proyecto de ley para la promoción y fabricación de biocombustibles, que modifica desde el 10% hasta el 5% el corte obligatorio para el biodiésel y mantiene el del etanol en torno al 12% actual.

La iniciativa, firmada por 15 diputados, encabezados por el presidente de la comisión de Energía y Combustibles, Omar Félix, propone una vigencia para el régimen hasta 2030 con posibilidad de ser prorrogado por 5 años y establece como autoridad de aplicación a la Secretaría de Energía, dependiente del Ministerio de Economía.

La presentación se da en medio del debate suscitado en el Congreso por la prórroga de la Ley de Promoción de los Biocombustibles, que vence en mayo próximo tras 15 años de vigencia.

En el proyecto que ingresó hoy al Congreso, en el caso del biodiésel, se establece un corte obligatorio del 5% medido sobre la cantidad total del producto final, una reducción sustancial respecto al 10% vigente hoy.

No obstante, según indica la iniciativa en su artículo 8, "la Autoridad de Aplicación podrá elevar el referido porcentaje mínimo obligatorio cuando lo considere conveniente en función del abastecimiento de la demanda, la balanza comercial, la promoción de inversiones en economías regionales, y/o razones ambientales o técnicas".

De forma inversa, el corte podrá reducirse hasta el 3% "cuando el incremento en los precios de los insumos básicos para la elaboración del biodiesel pudiera distorsionar el precio del combustible fósil en el surtidor o ante situaciones de escasez de biodiesel por parte de las empresas elaboradoras".

Respecto al bioetanol, la legislación propuesta mantiene el corte nominal actual del 12% y establece bajo qué parámetros se deben cumplir con los cupos.

En el caso del combustible elaborado a base de caña de azúcar, los volúmenes deberán ser del 6% de la mezcla mínima obligatoria, mismo porcentaje establecido para el bioetanol a base de caña de maíz.

En ambos casos, nuevamente la Autoridad de Aplicación podrá elevar el referido porcentaje nominal o bien reducirlo hasta un 3%.

En tanto, el artículo 14 establece que los precios deberán cubrir los costos de producción ya que "las metodologías de cálculo de los precios de los biocombustibles deberán garantizar una rentabilidad determinada por la misma, considerando los costos de los principales componentes de su elaboración y el precio para producto puesto en su planta".

Por otra parte, el proyecto contempla beneficios impositivos al fijar que el biodiésel y el bioetanol no estarán gravados por el Impuesto a los Combustibles Líquidos (ICL) y por el Impuesto al Dióxido de Carbono (ICO2).

Los diputados que firman la iniciativa son Omar Félix; Marcos Cleri; Pablo Yedlin; Mable Carrizo; Mario Leito; Carlos Cisneros; Domingo Amaya; Carolina Moisés; Gabriela Estévez; Eduardo Fernández; Pablo Carro; Alejandra Obeid; Pedro Martínez; Alcira Figueroa; y Mario Casaretto.

Dejá tu comentario