Acuerdo con el FMI: el equipo económico del Gobierno viaja a renegociarlo

Economía

Ante la falta de divisas y la corrida bancaria, el viceministro de Economía, Sergio Rubinstein, y su comitiva viajan este jueves a la sede del organismo monetario.

El viceministro de Economía, Sergio Rubinstein, encabezará la comitiva del equipo económico que viajará a Washington para renegociar con mayor profundidad el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), tal como señaló el ministro Sergio Massa.

Así lo confirmaron a Télam fuentes oficiales, que indicaron que en principio viajarán Rubinstein y el jefe de asesores Leonardo Madcur, para "rediscutir" el acuerdo con el FMI, dada la escasez de reservas derivadas de la peor sequía que enfrentó la Argentina en años.

En tanto, estaba por definirse la participación de Marco Lavagna, colaborador estrecho del equipo Massa en las relaciones con los organismos multilaterales y, por otro lado, desde el Banco Central confirmaron que finalmente el presidente, Miguel Pesce, no viajará, pese a los trascendidos en distintos medios.

El martes, el Gobierno confirmó que avanzará en el diálogo con el FMI para reformar el acuerdo de deuda y continuar con los desembolsos, y al mismo tiempo, el organismo multilateral señaló que las negociaciones "avanzan de manera constructiva" con el objetivo de "fortalecer el programa económico acordado con el país en el contexto de la sequía muy severa".

En medio de las tensiones en el mercado de cambios y las restricciones por las reservas, el calendario del Gobierno marca que entre este viernes y el lunes deberá abonar al FMI casi US$1.500 millones al Fondo, en concepto de los vencimientos del programa suscripto por Mauricio Macri, precisamente cuando los funcionarios argentinos se encuentren en Washington en plenas negociaciones.

Este eventual desbalance de dólares podría subsanarse en el corto plazo debido a que el Gobierno logró activar el swap con China, que permitirá para mayo no abonar operaciones por US$1.070 millones con aquel país, mientras que las operaciones podrán realizarse en yuanes.

A la vez se prevé que alrededor de US$790 millones de importaciones que se hagan en mayo, dejen de utilizar dólares como moneda y se realicen en yuanes, según explicaron las fuentes oficiales.

El ministro de Economía ratificó "la rediscusión del programa” y analizó la fuerte suba de las cotizaciones paralelas del dólar en los últimos días como consecuencia de "rumores" y "falsos informes" que circularon en el mercado.

"Hace varios días que vivimos una situación atípica de rumores, versiones, falsos informes y su consecuente impacto en los instrumentos financieros vinculados al dólar", afirmó Massa en su cuenta de Twitter, en referencia al comportamiento de las cotizaciones del dólar CCL y MEP.

Y enfatizó: "Vamos a usar todas las herramientas del Estado para ordenar esta situación y en ese sentido notificamos al FMI de las restricciones que pesaban sobre la Argentina y vamos a cambiar en la rediscusión del Programa".

Poco después de que el ministro se expresara por redes sociales, y de una tarde en donde el mercado de cambios para frenar la escalada de los dólares financieros, el FMI expresó que "el staff técnico continúa trabajando con las autoridades argentinas para fortalecer el programa económico acordado con el país en el contexto de la sequía muy severa", en lo que se interpretó como un mensaje de apoyo a las medidas que tomó Massa.

"Los intercambios entre las autoridades y el equipo del Fondo Monetario Internacional avanzan de manera constructiva”, añadieron.

Hace 10 días, Massa se reunió en Washington con la directora gerente del Fondo, Kristalina Georgieva, durante la Reunión de Primavera del organismo, oportunidad en la que también habló con la primera subdirectora gerente, Gita Gopinath, ocasión en que evaluaron el impacto de la sequía y coincidieron en la necesidad de reformular el programa que posee Argentina con el organismo.

De ahí trascendió que el objetivo del equipo económico era buscar mecanismos de adelantar los desembolsos del programa, para ayudar a levantar en lo inmediato el nivel de reservas.

La expectativa del Gobierno es que no sólo se ajusten las metas para 2023, sino también que se adelante, al menos, una parte de los desembolsos que quedan para el resto del año, tal y como lo hizo en 2019, durante el gobierno de Mauricio Macri, ante el escenario de crisis desatada por entonces.

En relación a un mayor apoyo para la Argentina, quien dio señales fue Estados Unidos como el mayor accionista del Fondo, a través del asesor especial del presidente de los Estados Unidos, Joe Biden para América Latina, Juan González.

El funcionario valoró la gestión que viene desarrollando Massa al frente del ministerio de Economía, y ratificó que los Estados Unidos está dispuesto a “jugar un papel constructivo” para “ayudar a la Argentina”.

Apenas unos días después de la gira de Massa en Washington, el funcionario estadounidense reveló que él con Jake Sullivan, ex Asesor de Política Económica, mantuvieron "conversaciones activas para tratar de encontrar una manera que brinde más apoyo".

"Mucho de esto para nosotros surge de la respuesta a la crisis económica de 2002, por la que queremos ayudar a países como Argentina a navegar en una muy, muy compleja economía política, y también de una compleja situación global”, sostuvo.

En ese sentido, González agregó que “en las conversaciones, la línea final es que tienen que ser el Departamento del Tesoro, el FMI, el Banco Mundial y el BID quienes lleguen a cómo abordar estos desafíos. Estados Unidos siempre juega un papel constructivo en esa conversación, incluida la Casa Blanca”.

El 31 de marzo último, el Directorio del Fondo aprobó la cuarta revisión del acuerdo con la Argentina y el desembolso de unos US$ 5.400 millones comprometidos en el acuerdo firmado en marzo de 2022.

Si bien esta última revisión incluyó una reducción de US$ 2.000 millones en la meta de acumulación de reservas internacionales para 2023 por el efecto de la sequía sobre las exportaciones, mantuvo sin cambios la meta de 1,9% del PBI de déficit fiscal para este año, algo incompatible con un escenario de menor actividad económica.

Embed

Dejá tu comentario