Fumar en pipa: ¿Un vicio para pocos?

Economía

* Sus cultores sufren también la ley antitabaco.
* Sin embargo, dicen, el humo es menos dañino que el del cigarrillo.

Funcionarios, dueños de bares y fumadores de todas las categorías están enfrentados en estos días a raíz de la prohibición de fumar en los bares. Sin embargo, el carácter absolutamente masivo del cigarrillo hace que queden afuera del debate los fumadores de pipa y de cigarros, una costumbre que, según sus cultores “es un vicio sin adicción”. De hecho, todos los consultados señalan que la mayoría de los fumadores de pipa o bien nunca fumaron cigarrillos o se cambiaron un hábito por otro..

“El fumar en pipa es una costumbre reflexiva. El cigarrillo, en cambio, es compulsivo”, sentencia Isidoro Vinocur, fumador de pipa y dueño de Regalos Maris (http://www.maris.com.ar/) un sitio en Internet que se especializa en la venta de artículos del rubro. Se trata de una diferencia en la concepción del hábito, pero no es la única. Ese olor tan característico que causa el desagrado de los no fumadores se libera fundamentalmente por los químicos que contiene el tabaco y por el papel con que está recubierto. “Ninguna de esas cosas las tiene ni la pipa ni el cigarro” sostiene Vinocur.

Desde siempre, el fumar en pipa se asocia con edades maduras y alto poder adquisitivo. ¿Es esto justo? “No necesariamente” -afirma Nestor Silva presidente del 'Pipa Club. De los casi 100 socios que tiene esa entidad que desde el año 2000 se reúne en diversos bares porteños para intercambiar experiencias, el 80% son menores de 40 años. En cuanto a los costos, es evidente que no se trata de un hábito popular.

Empezando por el tabaco, una bolsa importada de 50 gramos cuesta alrededor de 20 pesos. Hay infinidad de variedades y calidades, pero quienes recién empiezan deben saber que hay dos tipos puros: El tabaco Virginia, rubio, y el tradicional negro. Estos dos tipos pueden después combinarse en infinitos “cortes” con saborizadores, de los cuales los mas populares son el de chocolate y de vainilla.

Otro implemento necesario es un equipo que los aficionados llaman trío y está compuesto por destapador y limpiador de pipa mas un aplastador de tabaco. El trío se consigue por valores desde $12.

Las pipas son un mundo aparte: Las más usadas en todo el mundo son las que se construyen con raíz de brezo, una planta que no crece en nuestro país y que tiene su origen natural en Europa. En Argentina hay solo una fábrica reconocida de pipas que importa el brezo de Italia y produce la línea Luigi que arranca desde los $60. Para las mayorías, evidentemente, la pretensión de fumar en pipa, puede hacerse humo.

Dejá tu comentario