Kirchner piensa en su delantal y manda a bajar precio de la papa

Economía

El presidente Néstor Kirchner ya se prepara para cambiar el traje presidencial por el delantal de los quehaceres domésticos. Tanto es así, que confesó estar preocupado por el precio de la papa y mientras negociaba subsidios a los comerciantes para bajar su costo aseguró: “Es el futuro que me espera. La comida y el hogar ”.

Así, el Presidente -a quien se señala como verdadero autor de las políticas macroeconómicas del país- pasará a realizar los cálculos del presupuesto casero que deberá afrontar en caso de que su esposa sea designada para ocupar el máximo sillón del país. “Vamos a darle un subsidio a los comerciantes para que vendan $1,40 el kilo ”, afirmó al periodista del diario Clarín Eduardo van der Kooy.

Es que la papa sufrió un fuerte aumento en las últimas semanas debido a las condiciones climáticas que afectaron amplias regiones del país.

Tan fuerte fue la suba en los precios, que incluso el INDEC en las estadísticas oficiales admitió que impactó en la canasta básica de alimentos y forzó que muchos argentinos perforaran las barreras de la pobreza y la indigencia.

En la actualidad, un kilo de papa se consigue a valores que oscilan los 3 y 4 pesos, según la ubicación del comercio y la calidad del producto. Cuestión que preocupa al Presidente y no piensa contemplar en su presupuesto hogareño.

La escena de la rutina presidencial fue captada por van der Kooy y publicada en su columna dominical, en una entrevista exclusiva con la primera dama -tal como suele ofrecer la esposa de Kirchner- en la que observó los nerviosos movimientos de los funcionarios en los días previos al armado de las listas legislativas para octubre.

La modalidad de entrevista durante la gestión kircnerista consiste en evitar las conferencias de prensa y elegir a dedo los periodistas a quienes se les concede la palabra oficial. En ese contexto, el analista de Clarín habló con Cristina y no pudo evitar reproducir el comentario del Presidente, cuya preocupación se posa sobre otro tipo de gestión, la hogareña.

Dejá tu comentario