La reincidencia matrimonial y las finanzas (Segunda parte)

Economía

La semana pasada hablábamos sobre algunos problemas habituales que surgen entre las parejas que se separan y reinician su vida. Problemas, que, decíamos podrían evitarse o minimizarse si se piensa un poco desapasionadamente y se considera el uso de herramientas que hasta hace poco eran muy mal vistas como el contrato prenupcial. Veamos.

Las cosas claras, conservan la amistad… y también el matrimonio
Según datos del Censo de 1997 en los EEUU, el 43% de los casamientos fueron reincidentes, por los menos de una pareja anterior. Desafortunadamente el 60% de los nuevos matrimonios terminó en divorcios. Esta es una buena estadística para recordarnos que el matrimonio no sólo es una cuestión de amor y de compromiso hacia a la pareja, sino también un contrato legal y financiero entre usted y su futura pareja. Y recuerde que es un contrato perpetuo sin vencimiento.

De esta manera, tener toda la información de la persona con la que se está contrayendo una relación debería ser, aunque no siempre es, una actitud lógica. Pero ¿cuál sería la información más importante que tendrían que compartir? Entre otros, podemos citar:
• Sus ingresos anuales, incluyendo los planes de retiro y los ingresos que se esperan recibir al jubilarse
• La ayuda financiera que usted provee a su ex – cónyuge, los hijos u otros familiares. Este punto es vital. Debe quedar bien en claro entre ambos, para evitar discusiones futuras, de porqué le das tanto a los otros y tan poco para nosotros. Este es uno de los aspectos centrales de toda pareja ensamblada.
• El compromiso que se ha asumido para proveer asistencia financiera para la educación de los hijos
• La expectativa que tiene cada uno sobre la manutención de los padres de edad avanzada y si existe la expectativa de que en algún momento futuro vengan a vivir con uno
• Las deudas que usted pueda tener en la actualidad y la forma en que piensa cancelarlas
• El valor de los regalos que usted hace a su familia o las obras de caridad que usted realiza

No se imaginan lo que se gana poniendo bien en claro los puntos anteriores. El matrimonio no es ¨contigo pan y cebolla¨ y más aún para los matrimonios ensamblados. Sea lo más franco posible con su pareja y hablen y hablen las veces que sea necesario sobre estos temas. El tiempo me dará la razón. ¿O quieren formar parte de la estadística y estar en el 60% de las parejas que luego de casarse vuelven a divorciarse? ¿De que lado estás Chabón?

Acuerdo prenupcial: un mal necesario
Hacer los arreglos para el matrimonio es una de las cosas más lindas que le puede pasar a una persona, pero no por ello menos estresantes. Esta etapa está llena de ilusiones, de comenzar una nueva vida y darle una nueva oportunidad al amor. Pero también genera un poco de stress por que existen dudas, resistencias y tener que lidiar con los chicos de uno y de otro. De todos modos, evidentemente los beneficios son mayores que los costos, dada la gran cantidad de reincidentes (43% en los EEUU según las estadísticas).
Es por ello, que un acuerdo prenupcial, más aún en un segundo matrimonio, adquiere una relevancia suprema. Dadas las obligaciones con los hijos del anterior matrimonio, las deudas y activos preexistentes y compromisos legales anteriores, un ¨acuerdo por escrito¨ asegura que las necesidades de cada uno queden claras y sus intereses financieros protegidos. Si su futuro cónyuge se siente incómodo con la idea, hágale entender que es por el bienestar de los dos y para que el nuevo matrimonio dure toda la vida. El hecho de revelarle al otro todos los activos que uno tiene, es un voto de confianza supremo. ¿Cuántas veces las personas le ocultan a la otra parte bienes o cuentas de inversiones?

¿Cuáles son algunos de los puntos básicos que debería contener dicho acuerdo pre nupcial?
• Como se pagarán las deudas contraídas antes del nuevo matrimonio
• Como se dividirán los activos que se obtengan luego del nuevo matrimonio en caso de divorcio o muerte
• Como se dividirán los bienes, independientemente de las obligaciones que marca la ley en caso de divorcio o muerte
• Como se dividirán los ingresos de cada uno durante el matrimonio o luego del divorcio
• Quien es el responsable por el cuidado de los chicos y los gastos en educación durante el matrimonio y en el caso de que sobrevenga un divorcio

Los contratos prenupciales permiten proteger los activos de sus hijos, y les permite heredar los bienes que les corresponde en caso de muerte o que usted se divorcie. También un acuerdo por escrito es crucial si alguno de ustedes es propietario de una empresa. En dicho acuerdo de deben incluir cláusulas de protección de sus intereses y los beneficios o ingresos futuros, provenientes de una patente, marca registrada, idea creativa, ya sea el manuscrito de un libro, un software o una patente farmacéutica. En este caso, luego de haberlo charlado mucho entre ambos, se debe concurrir a un abogado para los ayude a redactarlo.

Unas palabras finales Si decide volver a casarse, es porque el amor volvió a tocar la puerta Si quiere que dure toda la vida, no pase por alto los temas financieros

Dejá tu comentario