Rechazan acusaciones de proteccionismo de países desarrollados

Economía

El embajador argentino en Estados Unidos, Jorge Argüello, destacó que las potencias comerciales "insisten con disimular con quejas su propio proteccionismo".

El embajador argentino en los Estados Unidos, Jorge Argüello, manifestó este jueves que "si las potencias comerciales insisten en disimular con quejas su propio proteccionismo, sólo agravarán la situación".

En ese caso, añadió Argüello, "nos dejarán a todos más lejos del único camino para restablecer un razonable equilibrio en el comercio global, que es el de un acuerdo general que distribuya el impacto de la crisis que ellos mismos generaron, que nos saque adelante y evite la sinrazón de una guerra de denuncias cruzadas donde nada es lo que parece".

El embajador recordó, en un comunicado emitido en Washington, que la crisis económico-financiera de 2008-2009 desembocó en un proceso recesivo en las principales economías mundiales que redujo la demanda interna, especialmente en los países desarrollados.

"Estos reaccionaron primero con planes de estímulo, como en Estados Unidos, y se lanzaron a colocar sus excedentes de producción en mercados externos, con una avalancha de bienes sobre mercados de economías emergentes como la nuestra, que toman sus precauciones", explicó Argüello.

En ese contexto, añadió, hay "debates, peticiones y reclamos, como los que recoge a diario la Organización Mundial del Comercio (OMC), un escenario político que permite salidas negociadas sin llegar a un proceso contencioso de solución de diferencias".

"Otra cosa es que desde las naciones más afectadas por la crisis se atropelle de pronto al resto con denuncias de proteccionismo que, paradójicamente, sólo esconden más proteccionismo", distinguió el diplomático.

Argüello resaltó, en ese sentido, que "los antecedentes confirman las políticas comerciales de cada uno".

Detalló luego que Estados Unidos afrontó 116 casos desde la creación de la OMC en 1995, y 73 casos en los últimos diez años; la Unión Europea, 71 casos en total y 42 en la última década; México, 14 casos en total y 10 desde 2002.

Mientras, "desde la creación de la OMC nuestro país sólo registró 18 casos y apenas cinco en la última década", resaltó Argüello.

Añadió que "si el argumento básico contra los países más proteccionistas es que compran menos al resto del mundo, con la Argentina eso no aplica".

Concretamente, en 2011, entre todos los países del G-20 "fuimos el segundo que más incrementó sus importaciones desde los cinco continentes, el 30,8%", y desde 2003, las importaciones argentinas del resto del mundo crecieron cuatro veces y media (447%).

El embajador en EE.UU. sostuvo luego que "por sólo mencionar a los países que ahora plantean quejas a la Argentina, en ese mismo ranking de importaciones dentro del G-20, por ejemplo, Japón quedó octavo, Estados Unidos decimocuarto y México, decimosexto".

"¿Quién es el proteccionista?, se preguntó Argüello y agregó: "¿somos proteccionistas si durante la última década nuestro intercambio con Estados Unidos se duplicó (107,7%); si el déficit de nuestra propia balanza comercial con ese país creció 54% en 2011 y en los primeros meses de 2012 otro 48% contra el año anterior? Y aun así, el mercado norteamericano no acepta la importación de un solo limón argentino o un solo corte de carne".

"Como se ve -evaluó el diplomático- "los reclamos de Estados Unidos, México y Japón pueden ser el resultado de grupos de presión comercial puntuales, pero no reflejan de ningún modo la realidad de los flujos comerciales del intercambio bilateral que Argentina mantiene con ellos".

En cambio, concluyó, "se observan medidas hacia sus propios mercados internos que perpetúan un sistema de comercio multilateral desequilibrado y que constituyen una prueba más del doble estándar existente entre países desarrollados y en desarrollo, en materia de comercio internacional".

Dejá tu comentario