Neuquén avaló acuerdo entre YPF y Chevron por Vaca Muerta

Economía

El gobernador de esa provincia, Jorge Sapag, firmó el decreto que ratifica el convenio entre las petroleras para el desarrollo de recursos no convencionales en dicha formación.

El gobernador de Neuquén, Jorge Sapag, firmó este miércoles por la tarde el decreto por el cual se ratifica el contrato firmado por la petrolera YPF con su par Chevron para explotar la formación Vaca Muerta.

Por videoconferencia, el CEO de YPF, Miguel Galuccio, agradeció el respaldo del gobierno neuquino en el proyecto para desarrollar los recursos no convencionales alojados en Vaca Muerta.

"Este nuevo convenio es altamente favorable para los intereses de YPF, para los intereses de la provincia y para los intereses de la Nación", resaltó Sapag durante su discurso.

Sapag afirmó que el acuerdo será analizado por la Legislatura neuquina en los próximos días y se mostró confiado con su aprobación.

El acuerdo implica un desembolso inicial de 1.240 millones de dólares que permitirá el desarrollo de la primera fase en una zona de 20 kilómetros cuadrados de una nueva área denominada General Enrique Mosconi, ubicada en Loma La Lata Norte y Loma Campana. Este primer piloto incluye la perforación de más de 100 pozos.

Conjuntamente con lo ya desembolsado por YPF, este nuevo aporte suma una inversión total de 1.500 millones de dólares en el piloto, donde ya hay 15 equipos de perforación y se extraen más de 10 mil barriles equivalentes de petróleo diarios.

Una vez otorgada la concesión por parte de la provincia de Neuquén, Chevron desembolsará los primeros 300 millones de dólares. Después del programa piloto, ambas compañías podrían continuar con el desarrollo total del Cluster Enrique Mosconi.

La superficie total de Vaca Muerta es de alrededor de 30 mil km2, de los cuales YPF tiene una participación neta equivalente a 12 mil km2.

El piloto desarrolla en la primera etapa, y con la inversión comprometida, un área de alrededor de 20 km2, de un total de 395 km2 del área afectada al proyecto  para la que se solicitará la concesión.

En una segunda etapa, el desarrollo total del área requerirá la perforación de más de 1500 pozos adicionales para alcanzar, en 2017, una producción de 50 mil barriles de petróleo y 3 millones de metros cúbicos de gas natural asociado por día, convirtiéndolo en el principal activo productivo de YPF y, potencialmente, de la  Argentina.

Temas

Dejá tu comentario