Andrea Bursten se separó de Juan Manuel "Cochito" López a sólo seis meses de relación

Espectáculos

La empresaria confirmó la ruptura con el piloto que sorprendió a todos: “Duró lo que tenía que durar”.

Andrea Bursten y el piloto Juan Manuel “Cochito” López acaban confirmar su separación, a solo seis meses de iniciar una relación. Los protagonistas reconocieron que fue de mutuo acuerdo y que tienen buena relación.

“Es verdad, ya no salimos. No pasó nada en especial, duró lo que tenía que durar. Tenemos la mejor onda”, afirmó la modelo y empresaria en diálogo con Teleshow.

Por su parte, el deportista manifestó: “Me separé hace muy poco de Andrea. Es una gran persona que quiero mucho. No hay nada raro, solo eso, que decidimos no seguir pero con la mejor onda los dos, momentos y tiempos distintos de la vida solamente”.

Más allá de que los protagonistas se muestren superados con la situación, la ruptura sorprendió a propios y ajenos, ya que se mostraban como una pareja sólida con muchos proyectos en común.

La modelo y el piloto comenzaron a salir en octubre del años pasado. La primera vez que se mostraron juntos fue en Salvador, durante la inauguración del restaurante de Bursten. Luego pasaron el Año Nuevo juntos y no tuvieron problemas en posar para los fotógrafos durante toda la temporada de verano.

Ya para febrero, ella lo acompañó al Autódromo de Buenos Aires, donde ella se animó a subirse a un auto de competición y compartir las imágenes en sus redes sociales que acompañó con el texto: “¡Tremenda experiencia! Cochito López, piloto de lujo”.

El piloto es hijo del excampeón de TC 2000, Osvaldo “Cocho” López, y en 2023 se separó de la fotógrafa publicitaria Coni Dietrich, con quien tuvo dos hijos, León e India. Por su parte, la empresaria es mamá de Francesca y Stefano, quienes son fruto de su relación con Federico Ribero, empresario que murió hace diez años por un cáncer de pleura.

Tras esto, Bursten tuvo una larga relación con Damián Schuchner, una expareja de la juventud con quien se reencontró y construyó un vínculo que la ayudó a sanar y una sociedad comercial durante la pandemia: “Está muy bueno porque nos llevamos muy bien y cada uno aporta lo suyo. Damián se ocupa de la parte comercial, mientras que yo tengo el ojo puesto en la estética y en los productos. Lucila, una de sus hijas, trabaja con nosotros y es fotógrafa, así que también nos ayuda en la parte estética”.

Embed

Dejá tu comentario