Britney Spears fue abandonada por su manager y su abogada

Espectáculos

Las desgracias parecen reinar en la vida de la que supo llevar con fundamento el mote de “princesa del pop”.  Luego del bochornoso show que dio Britney Spears en los premios MTV se le suma ahora el abandono de su manager en pleno lanzamiento de su nuevo disco y el de su abogada en un momento clave en la lucha judicial por la tenencia de sus hijos.

Hace un mes la cantante contrató los servicios de la agencia de management “The Firm” con la vista puesta en el lanzamiento de su nuevo álbum que saldrá a la venta en noviembre y del que ya está sonando su primer single “Gimme more”. No obstante, la empresa decidió rescindir el contrato dejando en claro que cree que "Britney tiene un enorme talento y ha batido récords terribles".

Y agregó el comunicado con cierto grado de hipocresía: “Pero las actuales circunstancias nos impiden realizar nuestro trabajo adecuadamente. Deseamos a Britney lo mejor".

Pero no es el único abandono que padece la cantante. Su abogada Laura Wasser también se bajó del barco y en medio del litigio por la custodia de los hijos de Britney. Sin embargo, la letrada no fundamentó su huída. "No quiero que nadie piense que estamos tirando a la basura a Britney", se limitó a señalar Wasser sin mucho éxito, en un momento en el que el caso se ve más que complicado.

Un "testigo secreto" apareció y parece que dará vuelta el caso. Se trata de un antiguo guardaespaldas de la cantante, Tony Barretto, y que testificaría, según explicó, por lo horrorizado que lo dejó el trato de Britney a sus dos hijos.

El guardaespaldas podría aportar pruebas en torno a comportamientos "nudistas" de Britney en su hogar y frente a sus hijos y consumo de drogas con graves consecuencias para la seguridad de Sean y Jayden.

Pero pese a que el empleado dice actuar por convicción cívica se sabe que fue despedido hace dos meses porque “no oía cuando me llamaba para que le lleve su sombrero”, según sostuvo el hombre lo que hace sospechar cierto despecho.

Dejá tu comentario