Ciro y Los Persas se presentó en Vélez con un guiño a Los Piojos que ilusionó a los fanáticos

Espectáculos

Ciro Martínez hizo vibrar a las más de 45 mil personas que asistieron al estadio José Amalfitani de Liniers, que tuvo como cúspide del show la presencia de Piti Fernández, ex guitarrista de la banda de El Palomar.

Ante un estadio de Vélez repleto, Ciro y Los Persas hicieron un show inolvidable, dónde repasaron toda su carrera, que incluyó un guiño de Los Piojos, ilusionando a todos los fanáticos de la banda de El Palomar.

Dueño de una gran personalidad y un despliegue sobre el escenario muy stone, Andrés Ciro Martínez hizo un recorrido por los hitos más grandes de su carrera musical tanto de la época de Los Piojos como en su actual etapa con Los Persas, ante más de 45 mil personas, en lo que fue otra noche vibrante de rock que se extendió durante poco más de tres horas con un repertorio que superó las 30 canciones.

El show tuvo arriba del escenario a Ciro y gran compañía y, abajo, entre las banderas que flamearon durante toda la noche, a su congregación de fieles que se acercaron al estadio ubicado en avenida Juan B. Justo al 9200.

El ex Los Piojos abrió el show con una triada contundente cuando sonaron “Balneario” “Arco” y “Banda de garage”. La jornada arrancó a puro despliegue y ya con un puñado de canciones en el haber de la noche se pudo vislumbrar por qué el cantante ostenta su poder de convocatoria.

La tónica de la velada, entre tantas otras cosas, tuvo a un Ciro en su faceta más instrumental para exhibir que no sólo es un frontman consagrado con una gran lista de hits que lo respalda, sino que además tiene talento, constancia y carisma.

A las 22.05 apareció por primera vez la armónica en la noche cuando sonaba “Angelito” mientras se podía ver al ídolo en las tres pantallas que hicieron de soporte visual.

Ciro y Los Persas en Vélez
Foto gentileza: Télam

Foto gentileza: Télam

Canción sobre canción la noche fue levantando temperatura entre clásicos de Los Piojos y Los Persas con un Ciro que bajó al campo a interactuar con su séquito rockero más de una vez durante el espectáculo. No conforme con su despliegue de punta a punta del escenario a pie, subió la bicicleta de su hijo para sumar algunos kilómetros más de entretenimiento.

Avanzada la noche, muy cerca de las 23 pero muy lejos del final sonó el primer gran himno cuando se entonaron las estrofas de “Tan solo”. Una jornada repleta de momentos de todo tipo experimentó el momento celular cuando todas las luces se encendieron para cantar a capela el quizá sea el clásico más clásico de Los Piojos.

Como en antiguas funciones del cine, la propuesta de Ciro y Los Persas tuvo un par de intervalos. Unos momentos para que se sumaran los vientos a la banda mientras se reproducía en las pantallas un “time-lapse” de cómo se armó el escenario que hizo de sostén a los rockeros en la jornada del sábado por la noche.

Luego de la pausa, la banda con todos sus integrantes volvió para uno de los pasajes más eléctricos de la noche cuando sonaron “Como Alí”,Raros peinados nuevos” -canción de Charly García que contó con el video de su grabación allá por 1984- y “Héroes”, que tuvo una proyección emotiva con todos los goles del seleccionado argentino de fútbol campeón en Qatar 2022. Momento full emotividad argentina con homenaje a los soldados de Malvinas incluido.

Otro de esos pasajes salientes ocurrió cuando Ciro invitó a subir al escenario a El Piti Fernández, excompañero suyo de ruta en Los Piojos, con quién tocó “Bicho de Ciudad” y “Pacifico”. Algo que emocionó a todos los fanáticos de Los Piojos e hizo sonar en todo el estadio, el cántico: "Solo les pido que se vuelvan a juntar".
Ciro y Los Persas Vélez
Ciro Martínez y Pity Fernández, ex guitarrista de Los Piojos.

Ciro Martínez y Pity Fernández, ex guitarrista de Los Piojos.

Posterior a otro de los breaks de la noche, el músico, anunció sus ganas de terminar el año con un show en el Movistar Arena mientras iba midiendo a su público anunciando el fin del recital. Pero lo cierto es que faltaban unas cuantas canciones aún.

“Juira!” fue uno de los momentos musicales más altos de la función que a puro funk resaltó una de las grandes virtudes de la banda que acompaña al músico hace tantos años: la suma de sus partes. Canción que graficó de manera perfecta el “Late Night Show” que había montado Andrés Ciro en Liniers.

“Ruleta” y “Servidor”, que tuvo el mejor solo de guitarra de la noche en manos de Juan Manuel Gigena Ábalos, fueron tiñendo con un aire de despedida.

Parte del final de la lista de canciones incluyó “Insisto”, uno de los clásicos modernos de Ciro. “Farolito” tuvo un gran preámbulo mientras el anfitrión se hacía desear frente a su público y tuvo un gran interludio donde presentó a la banda que lo acompañó.

Ciro cerró una faena redonda con “Astros” y “Noche de hoy” en la que no hizo otra cosa que desplegar los pergaminos que construyó y que ostenta tanto en la composición como a la hora de saltar a escena.

Embed

Dejá tu comentario