"Diego se muere por venir, pero yo lo paro", dijo Verónica

Espectáculos

La ex del Diez rompió el silencio y habló de todo. "No me sentaría a tomar un café con Claudia, no tengo por qué hablar con ella", aseguró.

A pocos días de haber dado a luz a Diego Fernando, el hijo que tuvo con Diego Maradona, Verónica Ojeda tiene mucho para hablar y de a poco va brindando datos a esta historia que todos los días suma un nuevo capítulo. La relación que la une con su ex pareja, con sus hijas Dalma y Giannina y de la situación actual de su bebé y de Rocío Oliva; habló en una extensa entrevista.

"Estoy muy bien, estoy feliz con mi bebé. Mañana ya cumple 15 días. Estuve un poco asustada en el parto, pero fue muy lindo. Nació grandote, a pesar de tener ocho meses. En la sala de parto estuvieron Alfredo Cahe y mi mamá Rufina. Mis padres se mudaron conmigo y están as 24 horas con su nieto. Me siento muy protegida por todos en Ezeiza", expresó en el programa AM.

Luego se refirió al conflicto que enfrentó con Claudia Villafañe y sus hijas. "Hablé con Diego para hacer ese bozal legal y me dio el okey. Lo único que me pidió es que no le haga un bozal legal a sus hijas, entonces se lo hice a la señora Claudia. Ella me pedía ADN y decía cosas que no son ciertas. Yo estaba muy mal, muy depresiva y eso le hacía mal al bebé. Igual quiero aclarar que no es verdad lo que salió en un diario sobre algo que supuestamente Claudia me había dicho", explicó, tranquila.

Más tarde reveló los difíciles momentos que atravesó mientras estaba en la dulce espera. "Yo lo único que quería era proteger a mi bebé y estar tranquila durante el embarazo. Decían muchas cosas que no son ciertas. Hablaban muchas cosas feas de mí, desde que me he robado plata de Dubai. Cosas horribles que no quiero repetir porque no está bueno", disparó.

Y aseguró que intentó mantener una buena convivencia con Dalma y Giannina. "Yo siempre estuve en contacto con ellas, siempre tuve relación, convivíamos en Dubai cuando iban. Si no me quieren, no me quieren. Tratábamos de tener un buen diálogo por el papá", dijo.

Un momento tenso de la entrevista se dio cuando Ojeda contó sobre unos mensajes que recibió. "Fui amenazada por teléfono, por mensajes de texto. Yo lo grabé y lo guardé. Hasta se los leí a Diego y le mostré los horarios, 3 de la mañana o 5 de la mañana. No me sentaría a tomar un café con Claudia, no tengo por qué hablar con ella. Cada una con su vida y con sus cosas, así estábamos bárbaro", sentenció.

Y agregó: "Fuerte me hace Dieguito Fernando. Yo lo entiendo a Diego porque viene a la Argentina y es una bomba de tiempo. No estaría bueno que venga hasta que pare todo esto mediático. Él se muere por venir, pero yo lo paro".

Y sobre la flamante novia del ídolo, Rocío Oliva, también habló. "Estuvimos dos años viviendo en Dubai y están diciendo que tiene una relación hace un año. Que ahora la conozca, puede ser. Si quiere ser feliz con esta chica, que lo sea. Él nunca me aclaró que fuera su novia, no me habla del tema. Nunca creí lo del embarazo. Se lo pregunté a Diego y se rió", sostuvo.

Pese al profundo diálogo que mantuvo con el programa matutino, fuertes rumores sobre un posible llamado de atención sorprendió a varios.

En medio de todo este panorama, ayer por la tarde Verónica recibió un llamado en su casa de Ezeiza, donde se encontraba con su bebé. Del otro lado del teléfono estaba, nada más ni nada menos, que Diego quien, al enterarse de los deseos que tenía su ex pareja de hablar con la prensa, le dijo: "Te prohíbo hablar con los medios. Basta". La mujer, sorprendida, empezó una discusión que duró algunos minutos pero que fue de alta tensión, según publica PrimiciasYa.com.

"Diego quiere silenciarme a mí pero a Claudia y a sus hijas no las frena. No van a lograr callarme, esto que hizo Diego de llamarme así no me gustó nada", concluyó.

Dejá tu comentario