Juan José Camero contó que se está quedando ciego

Espectáculos

A través de una publicación que compartió en su cuenta de Facebook, el actor se dirigió hacia sus seguidores y conmovió por sus palabras.

Alejado de la actuación desde el 2013, luego de su último protagónico en la célebre película del director de cine Ariel Broitman, La vida anterior, Juan José Camero se refirió al difícil momento de salud que lo aqueja. A través de un emotivo relato que compartió en las redes sociales, explicó que tiene un tipo de ceguera y detalló que realizó varios tratamientos para evitar que el problema empeore. “Cuento solo con un 10% de capacidad de visión”, sostuvo.

En el último tiempo, el actor incursionó en las plataformas virtuales con el objetivo de mantener contacto con sus seguidores. Si bien hoy en día no suele hacer apariciones públicas, tiene fanáticos de todas las generaciones desde el día en el que se volvió reconocido en 1975 por su participación en el clásico de Leonardo Favio Nazareno Cruz y el Lobo. A partir de allí, aprovechó todas las oportunidades que se le presentaron y también demostró su versatilidad como artista luego de formar parte del ciclo Reality reality (2001), donde reflejó todo su carisma. A sus 78 años, y tras mantenerse ocupado por varias décadas, eligió un camino de tranquilidad. Sin embargo, reveló que hay un tema sensible que no le permite sobrellevar su vida como quisiera.

“A mis amigas y amigos, a todas aquellas que me recuerdan. Trataré de ser breve y explicarles como mejor pueda. Lo cierto es que fui demorando la decisión de compartir mi actual realidad”, introdujo en un texto que compartió en su cuenta de Facebook, junto con foto. En esa línea, admitió que no es fácil hablar del asunto: “No quiero que esto conlleve la más mínima pretensión de agobiarlos, nada más lejano, solo me es necesario porque mi alma me dicta hacerles esta confesión que desde ya me cuesta. Espero que comprendan el verdadero sentido y el motivo que me lleva a hacerlo”.

Con ese escenario, finalmente reveló qué es lo que padece y los inconvenientes que le genera en su rutina diaria: “La niebla cubrió mis ojos. A otras personas les suceden otras cosas, a mí me tocó esto. No puedo leer ni escribir como antes lo hacía. Intenté todo lo que se puede hacer hasta el momento, desde hace años. Cuando comencé con esta dificultad, la transité con la esperanza puesta en un sinfín de tratamientos, pero no prosperaron”.

Embed

Dejá tu comentario