¿Una rareza de la evolución u otra insólita víctima del Photoshop?

Espectáculos


  • El Photoshop, el mejor invento para la cirugía virtual, ya no sólo sirve para retocar sino que también se puede utilizar para "hacer desaparecer". Al menos así parece en la última tapa de la revista Playboy.
  • Basta con dirigir la vista por debajo de la cintura de la chica de tapa para conocer las maravillas que hace el programa más usado por las revistas del mundo.
  • Conocé a la primera mujer que debajo del ombligo y entre pierna y pierna, no tiene nada... de nada.

No la busques. No insistas. No es que la vista te juega una mala pasada. Directamente no está, se fue, desapareció. La peor pesadilla del hombre se hizo realidad: la mujer sin vagina, sin vulva a la vista. ¿Ah, es mentira? ¡Pero si en la tapa de la revista Playboy aparece Natacha Jaitt, ex Gran Hermano ibérico y reportera erótica argentina de Crónicas Marcianas, programa de la televisión española, sin sus... partes íntimas! Una vez más, el Photoshop, ese bendito programa que pone, saca y retoca, hizo de las suyas y los diseñadores de tapa “se fueron de mambo”. ¿Consecuencias? La primera mujer en la historia sin “entrepierna” visible.

La chica cuenta su vida y su historia actual. Es una auténtica morocha infartante. Sillón modelo Chester. Vestido rojo con brillos a la altura de los pechos, un peinado aniñado, guantes, una abertura insinuante de piernas… y nada. La nada misma.



Adentro (de la publicación) ya es otra cosa: las fotos, varias, unas ocho, muestran a la chica en todo su esplendor. ¡Y ahí sí! Nos despertamos y después de vivir semejante pesadilla, volvemos a la hermosa realidad.

Claro, es cierto que no puede poner en tapa la mayor evidencia de la feminidad a la vista de todos. Sin embargo, no es la primera vez que sucede que a los diseñadores se les va la mano con el “borrado” que brinda el hiper famoso programa Photoshop.

Ya existió la mujer sin ombligo, la Susana Giménez estirada (con un poco creíble cuerpo de modelo y cara de porcelana), la Mirtha Legrand de más de 80 pero con imagen adolescente. Y ahora, la mujer sin vagina, otra víctima del Photoshop y una verdadera rareza de la evolución humana.

Dejá tu comentario