Nueva normalidad: en Europa, Oceanía y Asia dan marcha atrás

Mundo

Algunos países tuvieron que volver para atrás en su plan de nueva normalidad por rebrotes de Covid-19. La pandemia avanza en Estados Unidos y América Latina.

Alemania, Portugal, Israel y Australia son algunos de los países que tuvieron que volver para atrás en su proceso hacia la llamada nueva normalidad después de que se detectaran nuevos focos de contagio de Covid-19 en sus territorios. Mientras tanto, la pandemia de coronavirus avanza con paso seguro en Estados Unidos y América Latina.

El gobierno de Renania del Norte-Westfalia anunció este martes un retroceso en el camino hacia la nueva normalidad tras poner en aislamiento a más de 1.500 personas que dieron positivo por Covid-19 en la localidad de Rheda-Wiedenbruek. El rebrote del nuevo coronavirus tuvo como epicentro a los trabajadores del matadero de Toennies, informó la agencia de noticias DPA.

Desde la empresa afectada trasladaron la responsabiliad a los trabajadores llegados de Europa del Este, pero los representantes gremiales denunciaron irregulares en las condiciones de contratación, laborales y habitacionales de los empleados.

Por su parte el gobierno de Portugal dio marcha atrás con el desconfinamiento de Lisboa, la capital, mientras su vecino más cercano, España, salió esta semana de su estado de alerta y sus autoridades reforzaron la idea de que no se espera que el país vuelva a quedar paralizado por la pandemia de coronavirus ni en el corto ni en el mediano plazo.

Israel, en cambio, restringió el movimiento en áreas con alto número de contagios por coronavirus. El país había empezado su camino a la nueva normalidad a finales de abril pero este martes alcanzó su cifra récord desde el inicio de la reapertura con 459 infectados nuevos.

Aunque nunca dejó de tener las fronteras casi cerradas y la obligación de usar tapabocas para salir a la calle, la población de Israel tendrá que volver ahora a una etapa aún más restringida del aislamiento social.

En Oceanía, Nueva Zelanda se ve prácticamente libre de Covid-19 pero Australia no puede decir lo mism porque este martes volvieron a cerrar las escuelas del estado de Victoria, donde se detectaron al menos 17 casos nuevos.

El gobernador de Victoria, Daniel Andrews, afirmó que hubo una "transmisión comunitaria significativa" entre los pacientes y anunció hace dos días una serie de restricciones como el máximo de cinco invitados en las reuniones privadas, o el de 20 personas en los salones de restaurantes y bares.

Desde la Organización Mundial de la Salud (OMS) hicieron notar esta semana que lo peor todavía no pasó para el continente americano. En Estados Unidos se registraron más de dos millones de infectados y 120.300 muertes por la pandemia de coronavirus, mientras que en Brasil se teme que haya una subestimación de los casos reales.

El director ejecutivo de la OMS, Michael Ryan, afirmó que "probablemente" las estadísticas oficiales "subestiman" el panorama real de la pandemia en Brasil, que reportó más de 1,11 millones de casos confirmados y de 51.000 muertes por la enfermedad, según la agencia de noticias ANSA.

La pandemia también crece a ritmo acelerado en países latinoamericanos como Chile, Bolivia y Perú mientras en otros, como Ecuador, la alcaldesa de Guayaquil, Cynthia Viteri, afirmó que lo peor ya pasó.

Bolivia, por ejemplo, registró un récord diario de más de 1.100 casos de coronavirus a tres meses de haber declarado una cuarentena rígida, por lo que el gobierno volvió a imponer algunas restricciones en La Paz, la capital.

Perú llegó este martes a sus 100 días de cuarentena como el sexto país del mundo con más casos confirmados de coronavirus, sin un pico claro en su curva de contagios y con una incipiente reapertura gradual de la economía que se encamina, según el Banco Mundial, a ser la tercera más afectada del planeta en 2020.