"Estamos muy bien en todo el país. ¡Gracias!", aseguró Donald Trump tras el cierre de la votación

Mundo

El presidente estadounidense manifestó que no tenía preparados discursos de victoria o de concesión. "Ganar es fácil, perder nunca es fácil. No para mí, no lo es", expresó al respecto

Minutos después del cierre de las elecciones en los primeros estados de Estados Unidos, el presidente Donald Trump escribió un mensaje en su cuenta oficial de Twitter en el que agradeció a sus electores y se mostró muy optimista con los primeros resultados a boca de urna.

“Estamos muy bien en todo el país. ¡Gracias!”, escribió, en mayúsculas, el primer mandatario.

Embed

Este martes durante la última recorrida, le consultaron al mandatario si tenía discursos escrito, tanto para el triunfo o una posible derrota, y manifestó: “No, no estoy pensando en discursos de aceptación o de derrotas todavía. Con suerte solo necesitaré uno de los dos, ¿y sabes algo? Ganar es fácil, perder nunca es fácil. No para mí, no lo es”.

Y agregó: “Vamos a tener una gran noche”, durante su visita a la sede de su campaña de reelección en Arlington, Virginia, en las afueras de Washington DC.

“He escuchado que lo estamos haciendo muy bien en Florida y que lo estamos haciendo muy bien en Arizona. Lo estamos haciendo increíblemente bien en Texas. Lo estamos haciendo, creo que lo estamos haciendo, estoy oyendo que lo estamos haciendo bien en todas partes”, subrayó Trump al personal de su campaña y delante de las cámaras de televisión.

El candidato republicano agradeció a sus votantes que fueron a votar y predijo que va a gobernar cuatro años más y, además, elogió la labor de los trabajadores de su campaña.

Por otro lado, habló sobre la presión que realizó para que los resultados de las elecciones se conozcan esta misma noche y sostuvo que los estadounidenses tienen “derecho a conocer” el ganador el día de la elección, según informó la agencia EFE.

Hasta ahora esa posibilidad es una incógnita, considerando que el flujo masivo de votos anticipados podría retrasar el escrutinio en numerosos estados y por lo tanto el anuncio de suficientes resultados para proyectar un ganador.

Por otro lado, el presidente hacía referencia principalmente a su desacuerdo con una Corte Suprema renuente a intervenir en una decisión que permitía a Pensilvania seguir contando las papeletas recibidas por correo hasta tres días después de las elecciones. Esta medida se tomó debido a las complicaciones logísticas en momentos en que el país se enfrenta a la pandemia de coronavirus, que provocó una avalancha de votos enviados por correo.

Pensilvania es visto como un estado clave en esta elección, y tanto Trump como su contrincante demócrata, Joe Biden, estuvieron presentes allí hasta este mismo martes cuando se estaba llevando a cabo las elecciones. En consecuencia, un resultado ajustado allí podría implicar la imposibilidad de conocer al ganador de las elecciones esta noche.