Demasiado amor: el Pont Des Arts cedió por el peso de los candados de los enamorados

Mundo

Una de las alambradas cayó el domingo por el peso de los candados que ponen los turistas. La costumbre, un clásico para todos los que visitan París, corre riesgo de desaparecer.

El puente reabrió este lunes al público, mientras que la práctica, que se ha extendido a otros puentes de la capital francesa, es criticada por los problemas estéticos y de seguridad que conlleva la costumbre.

El Pont des Arts (Puente de las Artes), atraviesa el río Sena a la altura del Museo del Louvre y además de ser uno de los escenarios principales del libro más conocido de Julio Cortázar, Rayuela, es donde miles de enamorados acuden cuando visitan París para darse a sí mismos una muestra de amor.

La costumbre consiste en colgar de las alambradas los conocidos "candados del amor", que enmarcan el puente con mensajes y nombres de amantes de todo el mundo, que luego de poner sus candados arrojan la llave al Sena. Sin embargo esta vez el amor fue demasiado y el lugar debió de ser cerrado el fin de semana, después de que parte de la estructura colapsara.

      Embed

La protección cayó el domingo por la tarde, cuando unos 2,40 m de la alambrada se desplomaron sobre la pasarela peatonal, afortunadamente sin provocar víctimas, lo que no hubiera sido raro dado lo concurrido del paseo.

Las autoridades evacuaron y cerraron inmediatamente la pasarela hasta este lunes y "sólo cedieron las alambradas que están adosadas", explicó un responsable del departamento de Cultura, Bruno Julliard.

La atracción preocupa a la alcaldía por los problemas de seguridad que puede ocasionar el hecho, mientras otros señalan que dañan el patrimonio histórico parisino, por lo que las autoridades buscan "alternativas que sean a la vez artísticas, solidarias y ecológicas".

La "fiebre de los candados" cubre actualmente ambos lados del puente, de 150 metros de baranda, y la costumbre ya alcanzó a partir de la demanda, otros puentes parisinos.

Temas

Dejá tu comentario