Colonias británicas del Caribe rechazan a Carlos como rey

Mundo

Algunos dirigentes de las colonias británicas del Caribe expresaron su malestar sobre el paso del liderazgo de Isabel II a Carlos.

Tras la muerte de la reina Isabel II, las autoridades de algunos países del Caribe, antiguas colonias inglesas, lanzaron llamados para que el rey Carlos no sea su jefe de Estado.

El primer ministro de Jamaica dijo que el país lloraría a Isabel, mientras que su par de Antigua y Barbuda ordenó poner las banderas a media asta hasta el día de su entierro. Sin embargo, en algunos sectores existen dudas sobre el papel que debe desempeñar el monarca después de la muerte de su madre, la reina Isabel II, que gobernó durante 70 años y murió este jueves.

A principios de este año, algunos dirigentes de la Commonwealth expresaron su malestar en una cumbre celebrada en Kigali (Ruanda) sobre el paso del liderazgo de Isabel a Carlos.

En tanto, en una gira realizada en marzo por Belice, Jamaica y las Bahamas, del príncipe Guillermo, y su esposa Kate, los líderes exigieron los pagos de reparación y una disculpa por la esclavitud.

Barbados, uno de los 12 países caribeños miembros de la Commonwealth, determinó dejar de reconocer a la reina como jefa de Estado el año pasado. Jamaica podría seguir su ejemplo, aunque ambas siguen siendo miembros de la comunidad.

Cómo es el operativo "Spring Tide" para la coronación del rey Carlos III

Los asuntos de la monarquía en el Reino Unido se manejan con paso firme, seguro y predeterminado. Así es como el funeral de la reina Isabel II está pautado desde hace años bajo el código "London Bridge" y como la coronación de su sucesor, Carlos III, ya tiene un esquema definido, la "Operación Spring Tide".

Si bien puede haber detalles que se modifiquen a último momento, la "Operation Spring Tide", cuyo nombre se traduce linealmente como "Operación Marea de Primavera", se pondrá en marcha tal cual lo planeado este mismísimo viernes, un día después del deceso de la reina Isabel II.

El momento culminante de la operación será el día de la coronación de Carlos III, quien ya de hecho es el rey de Gran Bretaña e Irlanda del Norte, pero antes, este viernes el Consejo de Adhesión (o Accession Council) que sesiona en el Palacio de Saint James en Londres lo proclamará formalmente.

Lo siguiente que ocurrirá el 9 de septiembre será la proclama de los representantes de la Cámara baja del Parlamento, que le jurarán lealtad al nuevo monarca. Otro tanto se espera de funcionarios de los gobiernos de Escocia, Gales e Irlanda del Norte, pero eso será recién el sábado 10.

Al tercer día el flamante monarca recibirá las condolencias formales en Westminster Hall durante la mañana y esa misma tarde comenzará un recorrido por el Reino Unido para participar de servicios religiosos en Edimburgo (Escocia), Belfast (Irlanda del Norte) y Cardiff (Gales).

Luego se espera que Carlos III participe del funeral de Estado de su madre, la reina Isabel II, que se celebrará en Londres dentro de 10 días.

Carlos III reinará con su esposa, Camila, como reina consorte. Es el hombre más longevo en asumir el trono británico tras lo que fue el reinado más extenso de la historia de ese país.

Mientras tanto los duques de Cambridge, William y Catherine, recibirán el título de príncipe y princesa de Gales como alguna vez lo fueron el flamante rey y su primera mujer, Lady Di.

Embed

Dejá tu comentario