Reino Unido: el Palacio de Buckingham investigará a Meghan Markle por maltrato laboral

Mundo

Un medio británico publicó las acusaciones que datan de 2018 y 2019. Desde la residencia oficial de la Reina en Londres anunciaron que se harán averiguaciones.

Tuvieron que pasar al menos dos años y un "divorcio real" para que desde el Palacio de Buckingham, la residencia oficial de la reina Isabel II del Reino Unido, anunciaran que se investigará a Meghan Markle por presunto maltrato laboral contra sus empleados durante el tiempo que desempeñó tareas como representante de la familia real.

Días antes de que se emita la entrevista que el príncipe Harry y su mujer, Meghan Markle, dieron a Oprah Winfrey, desde el palacio de Buckingham se hicieron eco de un artículo publicado el 2 de marzo pasado por el periódico The Times en el que consta que Jason Knauf, el ex secretario de Comunicación de los duques de Sussex, los denunció en 2018 por maltrato laboral tras la expulsión de dos asistentes personales de la casa real y el bullying que le hicieron a una tercera víctima.

"Estoy muy preocupado porque la Duquesa fue capaz de maltratar a dos asistentes personales de la Casa el año pasado. El trato que recibió X (nombre suprimido) fue totalmente inaceptable", escribió Knauf en octubre de 2018, según el sitio Daily Mail.

Knauf aseguró que "la Duquesa siempre parece dispuesta a tener a alguien en la mira" y se refirió al bullying laboral que estaba sufriendo otra personal del staff por esos días.

"Claramente estamos muy preocupados por las acusaciones en The Times luego de las afirmaciones hechas por el ex personal del duque y la duquesa de Sussex. En consecuencia, nuestro equipo de recursos humanos estudiará las circunstancias descritas en el artículo", anunciaron desde la residencia oficial de Isabel II en la capital del Reino Unido.

"Se invitará a participar a los miembros del personal involucrados en ese momento, incluidos aquellos que han dejado la Casa, para ver si se pueden aprender lecciones. La Casa Real ha tenido una política de Dignidad en el Trabajo durante varios años y no tolera, ni tolerará la intimidación o el acoso en el lugar de trabajo", sentenciaron las fuentes en un comunicado.

comunicado buckingham.jpg

La maniobra sería parte de una contraofensiva del Palacio de Buckingham contra Harry y Meghan por haber dejado sus deberes como miembros "senior" de la familia real británica, pero las acusaciones de bullying y maltrato laboral (conocido como "mobbing") habían salido en medios británicos en 2018 y 2019, cuando una docena de asistentes se había retirado por no poder entenderse con la pareja, en especial con la duquesa de Sussex.

Tras la publicación de The Times, un diario con más de 230 años de historia que se caracteriza por ser de centroderecha, el equipo de comunicación de los duques de Sussex se apresuró en emitir un comunicado en respuesta al artículo tildando el resurgimiento de las acusaciones de maltrato laboral como "una campaña para ensuciarlos".

"La duquesa está entristecida por este último ataque a su persona, particularmente como alguien que ha sido objeto de acoso escolar y está profundamente comprometida a apoyar a quienes han experimentado dolor y trauma. Está decidida a continuar su trabajo construyendo compasión en todo el mundo y seguirá esforzándose por dar el ejemplo de hacer lo que es correcto y lo que es bueno", se lee en el mensaje.

El príncipe Harry y Meghan Markle se mudaron en 2020 a un casa valuada en alrededor de US$ 10 millones en Montecito, California, en el oeste de los Estados Unidos, como tercera opción después de varias mudanzas tanto en el Reino Unido como en Canadá.

Hace algunas semanas el príncipe Harry revisó con su abuela, la reina Isabel II, los términos de su salida de "la firma", como se suele llamar a la parte de la familia real británica que ejerce un rol público.

Tras la reunión el Palacio de Buckingham emitió un comunicado en el que se desvinculaba por completo a los duques de Sussex de la firma al entenderse que sus compromisos laborales (firmaron contratos con Netflix y Spotify, por ejemplo) no eran compatibles con el servicio a la sociedad que la Reina y sus familiares mantenían tradicionalmente.

Pero los Sussex contestaron que "servir es universal" en un mensaje que fue entendido como una afrenta contra la Reina, y este domingo se espera que CBS emita la entrevista que dieron juntos a Oprah Winfrey.

El contenido de esa entrevista, y el sólo hecho de que la hayan dado, habría sido motivo de molestia en el Palacio de Buckingham, según reportaron medios locales. Sin embargo, el príncipe Harry aseguró estar "realmente aliviado y feliz" durante la charla con la famosa presentadora estadounidense.

"Estoy realmente aliviado y feliz de estar sentado aquí, hablando contigo, con mi esposa a mi lado", dijo el príncipe Harry en un adelanto reproducido por E! Online.

"No puedo imaginar cómo debe haber sido para ella pasar por este proceso sola hace tantos años, porque ha sido increíblemente difícil para nosotros dos, pero al menos nos tenemos el uno al otro", agregó.

Por su parte Markle, que está embarazada del segundo hijo del matrimonio, sentenció: "No sé cómo ellos podrían esperar que, después de todo este tiempo, estaríamos simplemente callados si La Firma está jugando un rol activo para perpetuar mentiras sobre nosotros", en referencia, en parte, a maniobras como la investigación por supuesto maltrato laboral.

"Si esto conlleva el riesgo de perder cosas", agregó la duquesa de Sussex, "hay mucho que ya perdimos".