Reino Unido registró el pico de 1.600 muertes por Covid-19 en un día

Mundo

Inglaterra batió esta semana su propio récord de casos fatales de Covid-19 desde el inicio de la pandemia. También se diagnosticó a 33.000 personas.

Reino Unido enfrenta por estos días el peor escenario de la pandemia de coronavirus hasta la fecha con hasta 1610 muertes por Covid-19 y 33.355 nuevos diagnósticos en las últimas 24 horas. Mientras algunas áreas están en un aislamiento social casi total, el Gobierno avanza con la campaña de inmunización de la población de riesgo y personal de Salud.

Al menos 4.266.577 personas recibieron la primera dosis de la vacuna contra el coronavirus en Reino Unido entre el 8 de diciembre y el 18 de enero, pero el impacto de la inmunización masiva tardará en verse reflejado en las cifras oficiales de las muertes.

Aunque este martes se registró un récord nacional de muertes por Covid-19 desde del inicio de la pandemia, si se mira la cantidad de casos confirmados en las últimas 24 horas, que fueron 33.355, se trata de una baja sustancial desde el martes pasado, cuando hubo 45.533 contagios nuevos (aunque con 1.243 decesos).

Según informó el periódico The Sun, hace dos semanas, el 5 de enero, Reino Unido registró 60.916 contagios diarios. Pero conforme avanzó el plan devacunación comenzaron a bajar los casos.

reino unido vacuna oxford astrazeneca

Sin embargo, el 13 de enero pasado se registraron 1.564 muertes por coronavirus en Reino Unido, lo que indica que los casos detectados a principios de mes pueden haber tenido un desenlace trágico.

Unas 3.466.849 personas dieron positivo por coronavirus en Reino Unido desde el inicio de la pandemia, en marzo de 2020, y se registraron también 91.470 muertes por la enfermedad.

Frente al escenario de suba exonencial de casos después de las fiestas el Gobierno encabezado por el primer ministro, Boris Johnson, aplicó una serie de medidas de aislamiento social en el que dividió a Inglaterra según los "niveles" de contagio para suspender ciertas actividades.

Escocia, Gales e Irlanda del Sur siguieron la tónica de Londres para aplicar medidas similares en sus territorios.