El Vaticano negó que el Papa haya hablado con Al-Assad

Mundo

El portavoz Federico Lombardi dijo que "no tiene ningún argumento la supuesta llamada del Papa Francisco a Bashar Al-Assad" por el conflicto en Siria.

El portavoz de la Santa Sede, Federico Lombardi, dio una conferencia de prensa en la que negó una supuesta llamada del Papa Francisco al presidente de Siria, Bashar Al-Asad, e informó que el Sumo Pontífice le mandó una carta al G-20 en la que les pide "ser sensibles ante los inocentes y evitar la guerra".

"No tiene ningún argumento la supuesta llamada del Papa Francisco a Bashar Al-Asad", afirmó Lombardi en relación a los rumores de una presunta comunicación y se refirió a la estrategia del Papa Francisco para la paz en Siria.

El Sumo Pontífice le envió una carta al presidente ruso Vladimir Putin, con motivo de la cumbre del G-20, en la que se refiere a las guerras y les pide a todos los países miembro que reflexionen sobre la crisis en Siria.

"A los líderes de los Estados miembros del G20 les pido que no queden indiferentes ante el drama que vive desde hace tanto tiempo la querida población siria", se lee en la carta de Francisco.

El papa realiza un llamamiento a estos países "para que ayuden a encontrar las vías para superar los diferentes enfrentamientos y abandonen cualquier pretensión de una solución militar".

Francisco consideró que aunque el encuentro del G20 tiene un carácter principalmente económico, los líderes de estos países no podrán evitar "reflexionar sobre la situación en Medio Oriente y en Siria".

"Desgraciadamente, duele constatar que demasiados intereses han prevalecido desde que comenzó el conflicto en Siria, impidiendo encontrar una solución que evitase la inútil masacre a la que estamos asistiendo", añade el papa en su misiva.

A los Estados, Jorge Bergoglio instó a "perseguir con coraje y determinación, una solución pacífica mediante el diálogo y la negociación entre las partes involucradas con el apoyo de toda la comunidad internacional".

Asimismo, recordó a los Gobiernos "el deber moral" de favorecer cualquier iniciativa "para promover la asistencia humanitaria de todos aquellos que están sufriendo a causa del conflicto tanto fuera como dentro del país".

En la carta, el papa argentino también recordó a los países reunidos en Rusia para la cumbre del G20 que los conflictos armados "crean divisiones profundas, que necesitan muchos años para curarse" así como "las guerras constituyen el rechazo práctico a comprometerse para ligar las grandes metas económicas y sociales que la comunidad internacional pretende alcanzar como, por ejemplo, los llamados Objetivos del Milenio".

El papa continúa así con sus llamamientos para conseguir la paz en Siria mediante el diálogo y la negociación.

El Vaticano informó además de que el Secretario para las relaciones con los Estados, Dominique Mamberti, se reunió este jueves con los embajadores de todos los países ante el Vaticano, en total acudieron 71 diplomáticos, para expresarles la posición de la Santa Sede respecto al conflicto en Siria.

Temas

Dejá tu comentario