"Para abortar nos tenemos entre nosotras": mujeres que acompañan a otras en el proceso de aborto

Por: Laura Guarinoni
13 de junio de 2018

Mucho se habla de lo traumático que puede ser un aborto pero, ¿qué pasa si en ese momento difícil las mujeres reciben una escucha amigable, la información necesaria y utilizan un método seguro? "Socorristas en red" es una organización que brinda acompañamiento a quienes deciden interrumpir el embarazo.

“Para mí abortar fue un alivio tremendo, en el cuerpo y en la mente. Sentía peso en el cuerpo de la angustia que tenía de saber que estaba embarazada, que se me fue”, dice Penélope cuando recuerda aquella primavera del 2015 en que decidió interrumpir su embarazo. Ya tenía un hijo de casi dos años, que había parido en una cesárea a la que definió como “muy traumática”.

No tenía trabajo, estaba en una situación económica muy complicada y había empezado a estudiar el profesorado en educación primaria. “ Cuando me hice el test mi sensación fue que se me caía el mundo, lo llamé a mi papá llorando y le dije que estaba pensando en matarme”, contó a minutouno.com.

mapa corte congreso aborto

Hasta el 2015, Penélope no había considerado la posibilidad de abortar. En medio de la angustia, recordó los afiches que habían pegados en el instituto donde estudiaba en Neuquén. “Tenía una profesora que conocía a las Socorristas en Red y me dio el número. Cuando fui a la primera reunión empecé a ver todo de otro modo”, cuenta Penélope.

"Socorristas en red" es una organización de activistas que ofrece a lo largo de todo el país acompañamiento a quienes deciden abortar y no tienen más opción que hacerlo en la clandestinidad. "Damos información sobre abortos seguros con medicamentos, siguiendo las indicaciones de la Organización Mundial de la Salud. El principal objetivo es que quienes pasen por el proceso no se sientan solas, que sepan que nos tienen", cuenta una de sus fundadoras Ruth Zurbriggen.

El dispositivo de socorro

Cerca de 220 voluntarias de todo el país se turnan para atender 50 líneas telefónicas. En tan sólo 4 años recibieron 15 mil llamadas y acompañaron al proceso de interrumpir el embarazo a 12081 mujeres, y a 379 que habían sido víctimas de una violación o su vida o su salud corría riesgo para garantizar que les hicieran el aborto legal.

Socorristas en red4.jpg

El método que difunden las socorristas es el mismo que propone el ministerio de salud de la Nación en el protocolo para la interrupción legal del embarazo, a través de la toma de Misoprostol hasta las 12 semanas (84 días) de gestación.

Después del primer llamado, convocan a las mujeres a una reunión grupal donde se les da información. “Cuando me acerqué me sorprendí porque había muchas que estaban pasado lo mismo que yo. Habían mates y galletitas. Yo tenía mucha angustia. Pensé que iba a ser tremendo, que iba a ser en un galpón oscuro y resultó ser en una institución pública y se dio una conversación en la que todas pudimos contar lo que estábamos atravesando”, cuenta Penélope.

Socorristas en red2.jpg

Zurbriggen cuenta que la intención de juntarse en lugares públicos y en grupo es para “sacar del clóset a los abortos, del lugar de oscuridad en el que nos pone la clandestinidad y contribuye a desestigmatizar el aborto".

En el proceso de aborto siempre una socorrista se encuentra haciendo una "guardia rosa", acompaña telefónicamente a quien se somete a la toma de la medicación.

Socorristas en red3.jpg

El día después

El dispositivo contempla procedimiento post aborto en que se acompaña en los controles médicos posteriores e inclusive en algunas provincias hay grupos para poner en común las vivencias de cada una.

"A mi abortar me salvó la vida. No asimilaba criar otro hijo. No me iba a exponer a la posibilidad de tener otra cesárea, ni a exponer a mi familia a sufrir", asegura Penélope.

Temas