-

-

-

-

El chofer del micro de Boca: "Perdí el conocimiento y solté el volante; pudo ser una catástrofe"

25 de noviembre de 2018

Darío Ebertz fue quien llevó al plantel desde Puerto Madero al Monumental. "Por suerte estaba el vicepresidente Paolini que tomó el volante", dijo sobre el momento más dramático.

El conductor del micro de Boca Juniors que fue apedreado por hinchas y atacado por gas pimienta por la policía cuando se dirigía al estadio Monumental para disputar la fallida final de la historia de la de la Copa Libertadores contra River Plate contó que llegó a "perder un el conocimiento". El vicepresidente del club de la Ribera Horacio Paolini tuvo que tomar el volante.

Chofer de Boca

“Yo cuando recibo el golpe me quedé sin aire. Perdí el conocimiento casi veinte segundos. Por suerte estaba el vicepresidente Paolini que tomó el volante. Si no estaba él hubiera sido una catástrofe. Pude haber volcado”, declaró Darío Ebertz en C5N.

Hace nueve años que traslada al plantel desde la concentración a La Bombonera o a los partidos como visitante que el “Azul y Oro” disputa en la Ciudad y el Gran Buenos Aires. “Nunca viví algo así. Sentí miedo por mí y por el plantel. Cada vez que veo las imágenes se me eriza la piel”, narró.

Ebertz contó que el recorrido que hizo es “el habitual”, pero en esta oportunidad había notorias diferencias. “Antes había un vallado de madera alto. Ayer no estaba. Siempre lo colocan”.

Cuando salgo del túnel de la avenida del Libertador me percaté de que había una masa de hinchas de River. Le dije al jefe de Seguridad lo que ocurría. Me tiré al medio de la calle. Doblé por Quinteros y recibimos de todo”, detalló.

“Recibí un botellazo que reventó los dos vidrios de mi lado. Me lastimaron en la axila. Nos tiraron gas pimienta la policía y desde otro lado”, concluyó.

Temas