-

-

Reunión con Infantino y la resolución del TAS: ¿qué fue a hacer Mauricio Macri a la FIFA?

03 de julio de 2019

El Presidente visitó a Gianni Infantino en Zúrich con la excusa del Living Football Award, una condecoración a personalidades del mundo. ¿Cuál fue el motivo real de su aparición en la entidad madre del fútbol?

La sorprendente visita del presidente Mauricio Macri, ex mandamás de Boca, generó polémica en torno a la resolución del TAS (Tribunal Arbitral del Deporte) por el reclamo de los dirigentes xeneizes para que los declaren ganadores de la Copa Libertadores del año pasado.

Por lo general, en dicho organismo las disputas -que suelen demorar entre seis y doce meses hasta su resolución- se someten a tres árbitros: en este caso, uno es puesto por Boca, otro por River y el restante es independiente. Así el escenario, el presidente de la Nación, atento al reclamo, se reunió con el máximo mandatario de la FIFA, Gianni Infantino.

La preocupación de Macri con la final superclásica comenzó desde que existió la posibilidad concreta del enfrentamiento: el 23 de octubre de 2018, en las horas previas a que River reciba a Gremio por el partido de ida de la semifinal, Mauricio aseguró en Radio La Meca Malazan de La Rioja que prefería “que gane un brasileño y no una final Boca-River”.

Apenas unas horas después de la clasificación de Boca a la final del certamen continental, que confirmó el histórico cruce, el presidente le exigió vía Twitter a la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, que la final se juegue con público visitante: “Lo que vamos a vivir los argentinos en unas semanas es una final histórica. También una oportunidad de demostrar madurez y que estamos cambiando, que se puede jugar en paz. Le pedí a la Ministra de Seguridad que trabaje con la Ciudad para que el público visitante pueda ir”. Esto provocó enojo en los hinchas de River en las redes sociales, por perder la ventaja de definir la final en el Monumental con la totalidad de su público.

Embed

El mismo día, pasadas las 10 de la mañana, Macri recordó en declaraciones radiales viejos cruces coperos que ganó su equipo y chicaneó al rival de toda la vida: “Recuerdo aquella semifinal con River, que ganamos y era un estadio en silencio”. Y agregó: “Cuando Palermo volvió (2000) fueron dos semanas tremendas. Esta vez será aún peor”.

Este martes 2 de julio, el presidente visitó Las Flores y, en plena recorrida por las obras viales de la Ruta 3, no pudo evitar referirse al rival de toda la vida: “Se les va a terminar la sonrisita a los hinchas de River, que te miran con una sonrisita que me están poniendo nervioso”.

macri hinchas de river.mp4

En la misma jornada, Daniel Angelici estuvo reunido en Nueva Jersey, donde el equipo de Alfaro se encuentra realizando la pretemporada, con los abogados españoles contratados por Boca para seguir el caso. El presidente de Boca y mano derecha de Macri declaró que “los abogados vinieron para repasar todos los testimonios y testigos que vamos a presentar, porque tenemos audiencias el 16, 17 y 18 de julio en Madrid"

Es muy difícil que el caso se torne en favor de Boca, ya que recibió una respuesta negativa del TAS a tres días de la final en Madrid, cuando los dirigentes xeneizes solicitaron la suspensión de la final. Anteriormente, la Cámara de Apelaciones de la Confederación Sudamericana había rechazado su pedido, luego del anuncio de CONMEBOL de postergar el partido. Sin embargo, los dirigentes xeneizes irán hasta última instancia y Mauricio Macri, que continúa obsesionado con la final, seguirá muy de cerca el fallo.

Temas