Ataron a una mujer y su hija y desvalijaron una casa: se llevaron hasta el perro

31 de julio de 2019

Ocurrió en Ituzaingó. Cinco delincuentes armados asaltó la vivienda en horas del mediodía. El bulldog ayudaba a la niña en sus problemas de hiperactividad.

Un grupo comando compuesto por al menos cinco delincuentes armados asaltó a una familia en la localidad bonaerense de Ituzaingó, golpeó a la dueña de casa, ató a su hija de 9 años y se llevó dinero y otros valores, además de un perro de raza.

El perro, de raza bulldog francés, es considerado fundamental para la familia, ya que ayudaba a la niña en sus problemas de hiperactividad, y pudo ser recuperado horas más tarde del robo.

El asalto fue concretado este martes al mediodía en una vivienda situada en Carabobo al 2000, en la zona norte de esa localidad, y el animal recién fue encontrado en la mañana de este miércoles por una persona en Monte Grande, a unos 30 kilómetros del lugar del robo.

El atraco, que fue concretado a cara descubierta, fue filmado por cámaras de seguridad que había en la casa y además de la mujer y su hija de 9 años, los delincuentes ataron a un albañil y a una empleada doméstica que trabajaban en el lugar.

Se puede ver en las imágenes como los delincuentes, de entre 20 y 30 años y que se movilizaban en tres autos, logran abrir la puerta de calle e ingresan a la casa desde distintas direcciones.

Gabriel, el padre de familia que se encontraba ausente en el momento del hecho, asegura que no entiende "por qué un grupo comando" asaltó su casa, ya que no maneja grandes sumas de dinero.

"Le dijeron a mi mujer que era una ´batida´, le pegaron tres cachetazos y le pedían la plata, pero no había nada, solamente lo que se maneja para los gastos en una casa", expresó el hombre en declaraciones a la prensa.

El hombre se quejó de la actuación policial al indicar que "sólo se acercaron en el momento dos chicos de la Policía local".

"A la noche vinieron los de Científica a levantar huellas cuando en medio de los nervios habíamos tocado todo. Se llevaron todas las llaves y no tenemos ninguna custodia", expresó en declaraciones televisivas.

En medio del drama que le tocó vivir, la familia tuvo un respiro cuando llamó un hombre desde Monte Grande para avisar que había encontrado el perro de la niña.

"Lo habían tirado en una obra en construcción. No le podía creer al muchacho que me llamó. Pero cuando vi la foto era él, tenía la chapita", contó Gabriel.

Temas