Los padres de Fernando Báez Sosa reclaman justicia: "Lo mataron a golpes, que paguen"

20 de enero de 2020

Graciela Sosa y Silvino Báez pidieron que el crimen de su hijo no quede impune. "Él no se merecía esto", afirmaron.

Los padres de Fernando Báez Sosa, el joven de 19 años que fue asesinado a golpes a la salida de un boliche en Villa Gesell, no pueden salir del dolor. Entre lágrimas, Graciela Sosa y Silvino Báez exigieron el esclarecimiento del crimen y que los responsables sean castigados.

"Que la paguen los asesinos. Lo mataron a golpes, quiero justicia. Él no se merecía esto, ni ninguna persona",dijo la madre en declaraciones a la prensa en el funeral de su hijo.

padres de fernando baez sosa.mp4

La mujer calificó como "lamentable e injusto" lo que hicieron con su único hijo. "Era un chico bueno, sano, buen estudiante y estaba feliz. Estos asesinos le arruinaron la vida", afirmó.

En ese sentido, Silvio, el padre del joven también reclamó que la Justicia actúe. "Pido justicia para mi hijo, esto no tiene que quedar impune", exigió.

En tanto, una prima del joven, Nancy, explicó que la situación "es bastante dura" porque "él era un chico demasiado bueno y tranquilo para que pase lo que pasó", y que "la forma en que se dio es demasiado brutal y triste".

Además, dijo no poder "entender que se haya dado de esa forma", ya que "no había un motivo real para le peguen de esa manera".

"Si hubo una pelea o un roce, no justifica que se pongan entre diez u once personas con un chico solo", agregó.

"Ya no lo vamos a tener nunca más y es demasiado triste por sus padres, que se quedan solos, pedimos justicia y que todos los padres reconsideremos cómo estamos criando a nuestros hijos, nadie es más que nadie para hacer semejante acto de violencia, por creerse superior, por tener un poquito más", concluyó Nancy.

El crimen de Fernando

El asesinato se produjo durante la madrugada del sábado frente a la discoteca Le Brique ubicada en avenida 3 y calle 102, donde se enfrentaron a golpes dos grupos de jóvenes que previamente habían sido expulsados del establecimiento por una riña.

Durante la pelea en la calle, Báez Sosa recibió un fuerte golpe en la cabeza que lo dejó inconsciente. Luego fue trasladado en una ambulancia hasta el hospital Illia de Villa Gesell donde los médicos intentaron reanimarlo, pero no lo consiguieron y murió.

Según la autopsia, el joven murió como consecuencia de un fuerte "traumatismo de cráneo".

Por el crimen del joven están detenidos 11 rugbiers. Matias Benicelli, Ayrton Violaz, Macimo Thomsem, Luciano Pertossi, Lucas Pertossi, Alejo Milanessi, Enzo Cornelli, Juan Guarino, Ciro Pertossi, Blas Cinalli y Pablo Ventura fueron identificados como los presuntos autores del crimen y detenidos en un chalet de dos plantas ubicado sobre la calle 202, donde se hospedaban.

Temas