-

-

-

-

El tercer IFE se pagará a partir de la segunda semana de agosto

Por: Rosalía Costantino
13 de julio de 2020

Será cancelado a lo largo de un mes siguiendo un calendario para garantizar el distanciamiento social y que no se agolpen los beneficiarios en los cajeros automáticos, informaron desde la Anses a este portal.

Los 8,9 millones de beneficiarios del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) empezarán a cobrar el tercer bono de $10.000 lanzado para mitigar los efectos de la cuarentena por la pandemia de coronavirus durante la segunda semana de agosto. La idea es que el bono de $10.000 comience a ser depositado con el calendario de pago de la AUH, que arranca el 8 de agosto, supo minutouno.com.

Voceros de la Anses informaron que el pago se extenderá nuevamente un mes pese a que la casi totalidad de los beneficiarios fueron bancarizados entre junio y julio para respetar el distanciamiento social producto del covid-19.

"Algunos pocos beneficiarios cobran por correo y son los que viven en parajes del interior del país, pero la gran mayoría va a ser por vía bancaria aunque se va a armar calendario por el tema del distanciamiento social y evitar así que se junte la gente en los cajeros automáticos", explicaron los voceros.

El calendario, en principio, arrancaría el 8 de agosto con los 2,5 millones de titulares de AUH, Embarazo y el plan Progresar. Tras ellos, comenzarán a cobrar los demás beneficiarios a través de las cuentas bancarias o CBU generadas para cobrar el segundo IFE, que se termina de liquidar este 17 de julio.

La tercera cuota del bono iba a entregarse sólo al AMBA, a Chaco y a dos ciudades patagónicas, adaptándose así al mapa de contagios covid-19 y donde todavía la cuarentena sigue siendo estricta, pero el jueves último tras la reunión que mantuvo el presidente Alberto Fernández con los gobernadores se resolvió otorgarlo a todos los beneficiarios accediendo así al pedido de los mandatarios provinciales.

No obstante, podría ser el último pago del IFE. El fin de semana, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, remarcó que se trata de una medida de "emergencia" para favorecer a quienes perdieron sus ingresos por la situación generada por la situación sanitaria global.

Y aseguró que si la cuarentena se posterga, se extenderán las "políticas de alivio", aunque no necesariamente a través de la continuidad de la IFE sino, por ejemplo, con créditos para apuntalar la recuperación económica pero aclararon que los recursos no se destinarán al ahorro fiscal.

"El IFE tuvo un impacto muy potente. Logramos que el Estado llegue a 9 millones de personas, con realidades muy distintas y diferentes impactos. En los sectores de más bajos recursos evitó que cayeran en la pobreza y en la indigencia", sostuvo el funcionario.

Según Cafiero, "esto lo tenemos que ir complementando con inversión pública y generación de empleo, que viene con la reactivación económica. Quedan los problemas estructurales de la Argentina, que son los que nosotros vinimos a resolver. Generar empleo abandonando un modelo de especulación financiera e ir hacia un modelo de producción y empleo".

RADIOGRAFÍA DEL IFE

Según un informe al que accedió minutouno.com, de los casi 9 millones de beneficiarios, 5,4 millones son trabajadores informales entre los que se encuentran los que realizan changas. Le siguen en mayoría de beneficiarios los 2,5 millones de titulares de AUH, Embarazo y Progresar.

Hay además 700.000 monotributistas “A”, “B” y sociales , y unas 187.000 empleadas de casas particulares , de las cuales más del70% está en negro y gana no más de $8.100, según un informe del Ministerio de la Mujer.

De los 8,9 millones de argentinos que ya cobraron el IFE dos veces, la gran mayoría -el 40%- reside entre el Gran Buenos Aires y la Capital Federal, es decir, el AMBA. Son 3,5 millones de beneficiarios.